Historia de ADMA

¿Qué es ADMA?

La Asociación de María Auxiliadora, conocida también como Archicofradía de María Auxiliadora (ADMA) fue fundada por Don Bosco con la finalidad principal de promover la veneración del Santísimo Sacramento y la devoción a María Auxiliadora.

Parroquia Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, María Auxilaidora, Virgen Auxiliadora, Virgen de Don Bosco¿Cómo comenzó ADMA?

El 9 de junio de 1868, Don Bosco vio como se realizaba uno de sus grandes sueños al consagrar el Santuario de María Auxiliadora de Turín. Junto con esto surge una casa donde llegan los peregrinos devotos de la Virgen y es a ellos a quienes Don Bosco confía la misión de propagar la gloria y la devoción a la Auxiliadora en todo el mundo uniéndolos mediante la Asociación de María Auxiliadora.

Posteriormente, el 18 de abril de 1869, Don Bosco consigue que el Arzobispo de Turín de la autorización canónica para la Asociación y, el 5 de abril de 1879, el Papa Pío IX, la eleva a la categoría de Archicofradía con la facultad de agregar las asociaciones con el mismo nombre y reglamento en la arquidiócesis de Turín y, en 1877, la facultad se extiende a todas las diócesis del Piamonte.

¿Qué relación tiene ADMA con la Familia Salesiana?

El Rector Mayor, Don Egidio Viganó, junto con el Consejo General, reconocer oficialmente que la Asociación de María Auxiliadora forma parte de la Familia Salesiana.

De esta manera, la Asociación tiene el grande y preciado privilegio de constituir históricamente el segundo grupo de la Familia Salesiana fundado por Don Bosco con consiguiente reglamento escrito por él mismo.

¿Qué compromisos adquieren los socios que pertenecen a ADMA?
  1. Toman a María Auxiliadora como modelo y guía en el servicio al Señor, para vivir y testimoniar el Evangelio en su propio ambiente.
  2. Vivir y difundir la devoción a María Auxiliadora según el espíritu de Don Bosco y en sintonía con la renovación de la Familia Salesiana.
  3. Renovar, potenciar y vivir las prácticas de piedad popular, la práctica de rezar el Santo Rosario, especialmente el día 24 de cada mes, abierta a toda la Familia Salesiana, la bendición de María Auxiliadora, sobre todo la novena y la Solemnidad de María Auxiliadora.
  4. Celebrar con frecuencia y fervor los sacramentos de la Penitencia y de la Eucaristía, y a escuchar y vivir la Palabra de Dios.
  5. Imitar a María cultivando en la propia familia un ambiente cristiano de acogida practicando, con la oración y la acción, la solicitud por los jóvenes más pobres y las personas necesitadas.
  6. Vivir cada día con espíritu evangélico, en particular dando gracias a Dios por las maravillas que continuamente cumple y con la fidelidad hacia Él también en la hora de la dificultad y de la Cruz, como María.
  7. Colaborar con las iniciativas apostólicas locales a favor del prójimo, con particular atención en fomentar las vocaciones sacerdotales y religiosas.
Parroquia Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, María Auxilaidora, Virgen Auxiliadora, Virgen de Don Bosco¿Cómo es la Espiritualidad de ADMA?
  • CRISTOCÉNTRICA. Sacramentos de la Eucaristía y de la Reconciliación.
  • ECLESIAL. Vivo sentido de la Iglesia, fidelidad al Papa y a los Obispos; colaboración con los demás grupos eclesiales sobre todo con los de la Familia Salesiana.
  • MARIANA. Devoción a María, Madre de la Iglesia y Auxilio de los Cristianos para la promoción y defensa de la fe entre la gente. Virgen de los tiempos difíciles en la historia de la Iglesia, del pontífice y de los obispos.
  • SALESIANA. Formación permanente cristiana, mariana, salesiana.

Pertenecer a ADMA significa vivir tomando como modelo a María, y con humildad tener el corazón rebosante de amor al prójimo. María guía nuestros pasos, nos sostiene en las dificultades, nos conforta en las tribulaciones, nos educa para amar a su Hijo.