Virgen Auxiliadora, Madre Nuestra

Virgen Auxiliadora, Madre nuestra, tú que nos conoces y sabes lo que estamos viviendo, ven en nuestro auxilio. Se siempre nuestra intercesora ante tu Hijo para que, si es su voluntad, nos ayude a todos los obstáculos superar.

Tú, que eres la Virgen de Don Bosco, muéstranos a ser felices a pesar de la adversidad, y a sonreír a pesar de la tristeza, para que, así como Domingo Savio, alcancemos estando siempre alegres la santidad.

Tú, que has inspirado a muchos, se nuestra inspiración para que nos entreguemos a Cristo y así, como María Mazzarello, seamos pacientes y pongamos siempre en práctica la caridad y la humildad. Amén.

Texto: Parroquia El Espíritu Santo / Fotografía: Parroquia El Espíritu Santo


info@espiritusantogt.com

Oración a María Auxiliadora

Himno Salve, del mar Estrella, Salve, Madre sagrada De Dios y siempre virgen, Puerta del cielo santa. Tomando de Gabriel El «Ave», Virgen alma, Mudando el nombre de Eva, Paces divina trata.

La vista restituye, Las cadenas desata, Todos los males quita, Todos los bienes causa. Muéstrate madre, y llegue Por ti nuestra esperanza A quien, por darnos vida, Nació de tus entrañas.

Entre todas piadosa, Virgen, en nuestras almas, Libres de culpa, infunde Virtud humilde y casta. Vida nos presta pura, Camino firme allana, Que quien a Jesús llega Eterno gozo alcanza. Al Padre, al Hijo, al Santo Espíritu alabanzas; Una a los tres demos, Y siempre eternas gracias. Amén.

Dios todopoderoso, que derramaste el Espíritu Santo sobre los apóstoles, reunidos en oración con María la Madre de Jesús, concédenos, por intercesión de la Virgen, entregarnos fielmente a tu servicio y proclamar la gloria de tu nombre con testimonio de palabra y de vida. Por nuestro Señor Jesucristo.

Texto: Parroquia El Espíritu Santo / Fotografía: Parroquia El Espíritu Santo


info@espiritusantogt.com

Señora Auxilio de los Cristianos

Virgen Santísima, Madre del Verbo Encarnado y Madre nuestra, venerada con el título de ‘Auxilio de los cristianos‘, hoy venimos ante ti para implorar tu protección.

Parroquia El Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, María Auxiliadora

Mira al Pueblo de Dios y guíalo con solicitud maternal por los caminos de la verdad y el amor, para que sea siempre fermento de convivencia armónica entre todos los ciudadanos. Con el dócil ‘sí’ pronunciado en Nazaret tú aceptaste que el Hijo eterno de Dios se encarnara en tu seno virginal iniciando así en la historia la obra de la Redención, en la que cooperaste después con solícita dedicación, dejando que la espada del dolor traspasase tu alma, hasta la hora suprema de la Cruz, cuando en el Calvario permaneciste erguida junto a tu Hijo, que moría para que el hombre viviese.

Desde entonces llegaste a ser, de manera nueva, Madre de todos los que acogen a tu Hijo Jesús en la fe y lo siguen tomando su Cruz. Madre de la esperanza, que en la oscuridad del Sábado Santo saliste al encuentro de la mañana de Pascua con confianza inquebrantable, concede a tus hijos la capacidad de discernir en cualquier situación, incluso en las más tenebrosas, los signos de la presencia amorosa de Dios.

Señora nuestra Auxiliadora, alienta el compromiso de quienes, en medio de las fatigas cotidianas, siguen creyendo, esperando y amando, para que nunca teman hablar de Jesús al mundo y del mundo a Jesús.

Ayuda a los católicos a ser siempre testigos creíbles de este amor, manteniéndose unidos a la roca de Pedro sobre la que está edificada la Iglesia. Madre nuestra, ruega por nosotros ahora y siempre. Amén.

Texto: Anónimo / Fotografía: Parroquia El Espíritu Santo


info@espiritusantogt.com