Oración para una buena muerte

Oh, José bendito, tú que expiraste en el abrazo amoroso de Jesús y María. Cuando el sello de la muerte se cierna sobre mi vida, ven en mi auxilio junto con el Señor Jesús y Santa María.

Obtenme esta satisfacción para que en esa hora pueda morir en sus santos brazos a mi alrededor. Jesús, María y José, les encomiendo mi ser, viviente y agonizante, en sus santos brazos.

Amén.

Texto: Anónimo / Fotografía: Parroquia El Espíritu Santo