Resplandezca sobre nosotros

Padre omnipotente, el esplendor de tu gloria, Cristo, luz de luz, y el don del Espíritu Santo confirme los corazones de tus fieles, nacidos a la vida nueva en tu amor.

Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.