Acto de Adoración

Vengo, Jesús mío, a visitarte.
¡Te adoro Jesús mío!

Te adoro en el Sacramento de tu amor.
¡Te adoro Jesús mío!

Te adoro en todos los Sagrarios del mundo.
¡Te adoro Jesús mío!

Te adoro, sobre todo, en donde estás más abandonado y eres más ofendido.


¡Te adoro Jesús mío!

Te ofrezco todos los actos de adoración que has recibido desde la institución de este sacramento y recibirás hasta el fin de los siglos.
¡Te adoro Jesús mío!

Te ofrezco principalmente las adoraciones de tu Santa Madre, de San José y de las almas más enamoradas de la Eucaristía.
¡Te adoro Jesús mío!

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, como era en un principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Ángel de mi Guarda, ve y visita en mi nombre todos los Sagrarios del Mundo. Di a Jesús muchas cosas que yo no sé decirle, y pídele su bendición para mí. Amén.