Nuestra Madre de Dolores

El 15 de septiembre, la Iglesia dedica el día a la Santísima Virgen de Dolores, quien estuvo íntimamente unida a la Pasión de nuestro Señor Jesucristo.

La imagen de Nuestra Señora de Dolores se ha colocado a un costado del Altar Mayor para que todos sus devotos puedan acercarse y dedicar unos minutos a elevar una oración y poner en manos de María Santísima todas las angustias y problemas que enfrentan.