Los tres días que recomendaba.

La devoción al Ángel de la Guarda estaba muy arraigada en Don Bosco y, por ello, gustaba de recomendar a todos que acudieran a él, especialmente en los momentos de peligro. Además, señalaba también a los jóvenes algunos días de especial devoción al Ángel de la Guarda. Y así les decía y escribía:

Parroquia El Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Don Bosco

1.° El martes de cada semana está consagrado por la Iglesia, de modo particular, al culto de los santos ángeles. A imitación de San Luis, devotísimo de su Ángel Custodio, os aconsejo que ese día practiquéis alguna mortificación en su honor, por ejemplo, una abstinencia, una oración con los brazos en cruz, o besar el Crucifijo; y, si podéis, haced una limosna, según el consejo del arcángel Rafael a Tobías.

2.° El día de vuestro nacimiento, el primero en que él ejerció su oficio de guardián, renovad las promesas que, en su presencia, hicisteis por medio de vuestros padrinos en el santo bautismo, esto es, querer amar e imitar a Jesucristo y observar su santa ley. Santificad ese día con una comunión fervorosa, con una oración algo más prolongada, u otro ejercicio de piedad más señalado, como muestra de reconocimiento por aquel primer amor con que el Ángel tomó vuestra custodia.

3.° El primer día de cada mes. ¡Dichosos vosotros, si imitando la piadosa costumbre de tantas almas cristianas, preocupadas por su salvación, procuráis meditar en las máximas eternas, reflexionando seriamente sobre el fin para que fuimos creados por Dios y sobre el estado de vuestra conciencia! ¿Qué sería de vuestra alma si la muerte os sorprendiera en este momento? Acercaos a los Santos Sacramentos. Practicad el bien, mientras tenéis tiempo.

Todo lo que llevamos expuesto hay que extenderlo a toda la vida de Don Bosco. Pero ya entonces solía servirse de este poderoso medio para atraer a la virtud a los pilluelos de la calle de otro tiempo. Ellos seguían fielmente sus consejos y las enseñanzas de su buen director que se confirmaron con un hecho maravilloso.

Texto: Parrroquia El Espíritu Santo / Fotografía: Parroquia El Espíritu Santo


info@espiritusantogt.com
A %d blogueros les gusta esto: