Evangelio del día: miércoles, 07 de julio de 2021

Lectura del santo Evangelio según san Mateo (10, 1-7)

En aquel tiempo, llamando Jesús a sus doce discípulos, les dio poder para expulsar a los espíritus impuros y curar toda clase de enfermedades y dolencias.  Estos son los nombres de los doce apóstoles: el primero de todos, Simón, llamado Pedro, y su hermano Andrés; Santiago y su hermano Juan, hijos del Zebedeo; Felipe y Bartolomé; Tomás y Mateo, el publicano; Santiago, hijo de Alfeo, y Tadeo; Simón, el cananeo, y Judas Iscariote, que fue el traidor.

Parroquia El Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Evangelio del Día

 A estos doce los envió Jesús con estas instrucciones: “No vayan a tierra de paganos, ni entren en ciudades de samaritanos. Vayan más bien en busca de las ovejas perdidas de la casa de Israel. Vayan y proclamen por el camino que ya se acerca el Reino de los cielos”.

Palabra del Señor.

Gloria a ti, Señor Jesús.

Reflexión: Proclamen que ya se acerca el Reino de los Cielos.

El ministerio de Jesús consiste en proclamar e instaurar el Reino de los Cielos, pero Él sabe que no puede hacerlo solo, pues en un relato anterior ha reconocido que la cosecha es mucha y los obreros pocos. Por eso, el evangelio de hoy nos habla de la institución de los Doce Apóstoles, compañeros y discípulos que lo ayudarán en esta misión.

Más allá de los nombres, lo que llama la atención son los dos verbos que acompañan este envío: expulsar y curar. Expulsar demonios y curar cualquier enfermedad, este es el poder que Jesús les ha conferido, pues el Reino de los Cielos es eso, es un mundo libre del mal, en cualquiera de sus formas, libre de dolencias y enfermedades. Este es el contenido del evangelio que se ha proclamado y ha llegado hasta nosotros hoy, y aunque estemos permeados de una cultura de muerte y desesperanza, esto debe ser lo que aliente nuestra fe: Jesús tiene poder sobre el mal.

Texto: Biblia / Fotografía: Parroquia El Espíritu Santo


info@espiritusantogt.com