La Asociación de María Auxiliadora

La obra “viviente” de Don Bosco se extiende en la Asociación de María Auxiliadora, además del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora y de la obra vocacional de los Hijos de María. En algunos lugares se sigue llamando esta asociación, “archicofradía”, y tiene su fundamento en el nombre que se le dio en 1870, ya que inició su andadura en 1 868 como “Asociación de devotos de María Auxiliadora“. En aquellos tiempos estas asociaciones estaban clasificadas en categorías que se asignaban con documentos oficiales cuidadosamente.

Parroquia El Espíritu Santo, Las Charcas, Salesianos, María Auxiliadora

Y así el Papa Pío IX, el 5 de abril de 1870, elevaba la Asociación a la categoría de “Archicofradía”. Queda en la terminología de una época. El mismo Pío IX concede que esta archicofradía, que tenía su sede en Turín, pueda agregar otras asociaciones fuera de allí.

Con el fin de promover la devoción a la Santísima Virgen y fomentar el culto a Jesús Sacramentado, se extiende rápidamente esta asociación por todo el mundo.

La Asociación tiene muchísimas sedes en diferentes países y cuenta con el entusiasmo, la entrega y la acción eficaz, en múltiples actividades, tales como la catequesis, acción social, animación y cuidado de la liturgia, etc., de más de cien mil miembros.

Estas asociaciones mantienen su fuerza, realmente importante, con su cotidiano servicio, sus encuentros mensuales, anuales, tanto a nivel local como provincial; y, cada cierto tiempo, con los congresos nacionales; con el estudio de la documentación actualizada sobre la verdadera devoción mariana.

Otras muchas realidades han surgido del amor a María Auxiliadora. Ella es acompañante, la que va delante para señalar el camino y la que ayuda en las dificultades de la marcha. Ella es modelo, guía y aliciente.

Dale un vistazo también a:

Texto: Parrroquia El Espíritu Santo / Fotografía: Parroquia El Espíritu Santo
info@espiritusantogt.com