Evangelio del Día: domingo, 24 de enero de 2021

Lectura del Santo Evangelio según san Marcos (1, 14-20)

Después de que arrestaron a Juan el Bautista, Jesús se fue a Galilea para predicar el Evangelio de Dios y decía: “Se ha cumplido el tiempo y el Reino de Dios ya está cerca. Arrepiéntanse y crean en el Evangelio”.  Caminaba Jesús por la orilla del lago de Galilea, cuando vio a Simón y a su hermano, Andrés, echando las redes en el lago, pues eran pescadores.

Parroquia El Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Evangelio

Jesús les dijo: “Síganme y haré de ustedes pescadores de hombres”. Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron.  Un poco más adelante, vio a Santiago y a Juan, hijos de Zebedeo, que estaban en una barca, remendando sus redes. Los llamó, y ellos, dejando en la barca a su padre con los trabajadores, se fueron con Jesús.

Palabra del Señor.

Gloria a ti, Señor Jesús.

Reflexión: Se ha cumplido el tiempo y el Reino de Dios ya está cerca.

La predicación de la conversión ha hecho parte de la vida y misión de los profetas, es el caso de Jonás, una vida totalmente controversial en lo que se refiere a su ministerio profético, pues Dios que es misericordia ve el arrepentimiento de los ninivitas. El tiempo que establece Dios para la conversión de los habitantes de Nínive es de cuarenta días, un tiempo que siempre aparece en el contexto de la Sagrada Escritura y en la vida de la Iglesia como tiempo de conversión.

Ante la importancia de la conversión, del cambio de vida, san Pablo recuerda algo muy importante: la vida es corta. El arrepentimiento y el creer en el Evangelio es lo que anuncia Jesús en su vida ministerial. Nuevamente el llamado de Andrés y de su hermano hace parte importante del Evangelio.

Es así que la conversión, el llamado y el seguimiento podrían identificarse como partes importantes del anuncio del Evangelio de Jesús, no se trata simplemente de que se anuncie el evangelio o la conversión y no de que personas convictas del seguimiento a Jesús tengan presente en sus vidas la importancia de convertirse en anunciadores del Evangelio que se les ha proclamado.

Jesús predica la conversión y al mismo tiempo busca que otros colabores en ese anuncio siendo ellos los primeros en dar ese importante paso en su vida. Así como Jonás y el mismo Juan el Bautista predican la conversión y el arrepentimiento, aquellos que por iniciativa de Jesús serán pescadores de hombres, serán quienes en nombre de Cristo sean anunciadores de la Buena Noticia.

Texto: Biblia / Ilustración: Museo El Prado


info@espiritusantogt.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s