Evangelio del Día: sábado, 09 de enero de 2021

Lectura del Santo Evangelio según san Juan (3, 22-30)

En aquel tiempo, fue Jesús con sus discípulos a Judea y permaneció allí con ellos, bautizando. También Juan estaba bautizando en Enón, cerca de Salim, porque ahí había agua abundante. La gente acudía y se bautizaba, pues Juan no había sido encarcelado todavía.

Parroquia El Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Evangelio

Surgió entonces una disputa entre algunos de los discípulos de Juan y unos judíos, acerca de la purificación. Los discípulos fueron a decirle a Juan: “Mira, maestro, aquel que estaba contigo en la otra orilla del Jordán y del que tú diste testimonio, está ahora bautizando y todos acuden a él”.

Contestó Juan: “Nadie puede apropiarse nada, si no le ha sido dado del cielo. Ustedes mismos son testigos de que yo dije: ‘Yo no soy el Mesías, sino el que ha sido enviado delante de él’. En una boda, el que tiene a la novia es el novio; en cambio, el amigo del novio, que lo acompaña y lo oye hablar, se alegra mucho de oír su voz. Así también yo me lleno ahora de alegría. Es necesario que él crezca y que yo venga a menos”.

Palabra del Señor.

Gloria a ti, Señor Jesús.

Reflexión: Es necesario que Él crezca y que yo venga a menos.

El lugar y la manera como Jesús bautizaba y cuántos acudían a Él no es un dato que el texto arroje, puede abrirse hipótesis, no obstante, uno de los aspectos interesantes es que Jesús bautizaba paralelamente a Juan. Uno de los temas controversiales que enfrentarán en el pensamiento de los discípulos, será el tema de la purificación, esto permite tener claridad al respecto del valor de las tradiciones judías en el ministerio no solo de Jesús, sino de Juan.

Juan recalca de nuevo que no es el Mesías y con la especie de parábola del novio y del amigo del novio, aclara que está lleno de alegría al oír la voz del Mesías afirmando que Él es quien debe crecer. Juan reconoció en la persona de Jesús al Mesías y, dice a quienes buscan contradecir su misión de la de Jesús, que no es quien para reemplazar a Jesús.

Texto: Biblia / Ilustración: Museo El Prado


info@espiritusantogt.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s