Cómo ser santos en lo cotidiano

Hace algunos días todos fuimos testigos de la beatificación de Carlo Acutis, un joven de 15 años que, en su corta vida y utilizando los dones que el Señor le dio, pudo realizar una gran labor evangelizadora.

Esto me creó una gran interrogante: ¿cómo yo, desde mi condición de vida, puedo alcanzar la santidad?

Estamos acostumbrados a conocer la vida de los grandes santos, como San Francisco, que vivió en pobreza extrema; o San Pedro, que entregó su vida siendo crucificado de cabeza; también se me viene a la mente Don Bosco, quien dedicó toda su vida a atender a la juventud más pobre y necesitada. Todos ellos hicieron grandes sacrificios, se mantuvieron firmes en la fe y lograron alcanzar la santidad.

Parroquia El Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Catequesis

Luego, leyendo algunos escritos de Don Bosco y Carlo, me di cuenta que, en la actualidad, no es necesario ser mártires para ser santos, tampoco es obligatorio vender todas nuestras posesiones, quedarnos sin nada, pues eso tampoco es garantía de santidad; lo que sí es estrictamente necesario, es tomar la decisión de querer ser de Dios, de entregarnos completamente a Él y que, cada una de las cosas que hagamos, por muy cotidianas que sean, las dediquemos al Señor.

¿Qué quiero decir con esto?

Pues que, para poder alcanzar la santidad, lo primero, es acercarnos al Sacramento de la Reconciliación; hacer una buena confesión como punto de partida. Luego, acudir a la Eucaristía cuantas veces nos sea posible, pues el recibir frecuentemente el Cuerpo de Cristo nos ayudará a mantenernos firmes en nuestra decisión, y así, en los momentos de duda, de incertidumbre, nos reconfortará para seguir adelante. Con esto ya tendremos recorrido la mitad del camino para ser santos en lo cotidiano.

No es necesario que pasemos horas cada día en oración, dejando de lado nuestra vida y responsabilidades, lo que necesitamos es hacerlo todo con amor y, por más pesado o cansado que nos resulten las tareas, dedicarlas al Señor. Es decir, si en nuestro trabajo tenemos que realizar un reporte que sea tedioso y cansado, hagámoslo de la mejor manera posible, y que ese esfuerzo sea una ofrenda al Señor por nuestros pecados y el de los demás. O si en casa debemos hacer la limpieza y no queremos, hagámosla y nuestro cansancio entreguémoslo al Señor como una penitencia, como una oración por los más necesitados. Y todo esto hagámoslo con alegría, con la mejor actitud porque no lo estamos haciendo por nosotros, por nuestro jefe o por nuestra familia; lo estamos haciendo por y para Dios.

O si tenemos alguna tarea que por semanas hemos estado aplazando, no lo dudemos más, hagámosla lo antes posible, como un sacrificio que dedicado al Señor para que nos ayude a perdonar a quienes nos han dañado, que saque de nuestro corazón cualquier rencor que tengamos guardado y que nos enseñe a ser más comprensivos, más misericordiosos, más hermanos. Y en todo momento, recordemos mantener siempre la humildad en nuestro corazón; ser humildes en reconocernos pecadores; en ser servidores para los demás; en estar necesitados de la ayuda del Señor.

¿Ves? No es difícil alcanzar la santidad; sólo debes recordar los pasos para hacerlo:

  • Confesión constante.
  • Comunión frecuente.
  • Oración sincera.
  • Dedicación de nuestra cotidianidad al Señor.

Ten siempre presente que esta es una tarea de todos los días, y no te preocupes si uno de esos días tienes un tropiezo y caes, habrá muchas tentaciones que tratarán de impedir tu decisión, pero en esos momentos solamente debes pedir perdón al Señor, orar constantemente y seguir tu camino hacia la santidad.

Texto: Parroquia El Espíritu Santo / Ilustración: Parroquia El Espíritu Santo


Visita nuestras redes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s