¡Qué María Santísima te cautive!

El título inefable de madre de Dios que ostenta la Virgen María no puede ser superado por ningún otro.

Parroquia El Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Virgen María

San Buenaventura dijo: “Dios puede hacer un mundo mayor, pero no puede hacer una madre mayor que la madre de Dios”.

El Papa Pío XI nos señala una consecuencia de este privilegio de la Virgen María, que nos favorece a nosotros: “En el oficio de la maternidad divina de María, debemos recordar que ella es también madre benignísima de todos nosotros, a quienes Cristo, nuestro Señor, quiso tener por hermanos. De ahí que nos sintamos atraídos por ella con un impulso irresistible y por esto le confiemos nuestros asuntos” (Pío XI. Encíclica La Luz de la Verdad, 25-12-1931).

María Santísima es nuestra madre espiritual, porque es la madre de Jesús, nuestro hermano mayor y nuestro mejor hermano.

Texto: Tiberio López F. / Ilustración: Parroquia El Espíritu Santo


Visita nuestras redes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s