El dulce nombre de María.

Nos dice el Evangelio: “El nombre de la Virgen era María” (Lc 1, 27).

Parroquia El Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Virgen María

El nombre de María fue sacado desde la eternidad de los tesoros de la divinidad” (San Pedro Damián), cuando en el cielo fue decretada la redención de la humanidad mediante la encarnación del Verbo en la Virgen de Nazaret.

El nombre de María encarna la ternura de la criatura más llena de gracia santificante y de caridad. Ella transparenta el Evangelio y nos revela con sus bondades, el rostro maternal de Dios.

San Germán dijo: “El nombre de María Santísima de continuo en la boca de sus siervos, es señal de vida”.

Hagamos nuestro el sentimiento de san Alfonso María de Ligorio, el fervoroso predicador de “las glorias de María”, quien así invocaba a la Virgen: “¡María purísima, María dulcísima, que tu nombre sea de hoy en adelante, la respiración de mi alma!”.

Texto: Tiberio López F. / Ilustración: Parroquia El Espíritu Santo


Visita nuestras redes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s