María Santísima, entrega perfecta a Dios.

No hay quien no participe del calor amoroso de la Virgen María. Ella se hizo toda para todos; se hizo deudora de abundantísimo amor, tanto para los sabios como para los ignorantes. A todos nos abrió su regazo de misericordia, para que todos recibiéramos de su plenitud: al cautivo ofrece el rescate; al enfermo ofrece salud; al triste ofrece consuelo; al pecador ofrece perdón; al justo ofrece gracia; ofrece alegría a los ángeles, y gloria a la Santísima Trinidad.

Parroquia El Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Virgen María

A la persona de su Hijo Divino ofreció y dio su carne humana” (San Bernardo de Claraval)

¿Tú qué vas a ofrecer y dar, hoy, a la Virgen María, tu madre celestial?

Texto: Tiberio López F. / Ilustración: Parroquia El Espíritu Santo


Visita nuestras redes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s