La más santa mujer de la historia

Es santo quien cumple, con diligencia y amor, la sabia y santa voluntad de Dios.

El Verbo de Dios se hizo hombre en el vientre inmaculado de la Virgen María, en quien se dio de manera excelente la pureza en la mente, en el corazón y en sus conductas. Ella vivió la inocencia, que es estar libre de toda culpa: y por esto, la Santísima Trinidad habitó en ella con sus perfecciones infinitas e hizo de ella su cielo en la tierra.

Parroquia El Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Virgen María

Dios creó a la Virgen María a su perfecta semejanza, que ella conserva para siempre, por ser la hija muy querida de Dios Padre, por ser la madre de Dios Hijo, y por ser la esposa virginal del santísimo Espíritu de Dios.

Como la Virgen María, vivamos conscientemente en la presencia adorable de Dios, en su gracia santificante y en su amor.

Texto: Tiberio López F. / Ilustración: Parroquia El Espíritu Santo


Visita nuestras redes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s