María Santísima, la espiga santa

La Virgen purísima es la madre del amor hermoso. Durante su permanencia en la tierra, ella vivió llena de amor, en contemplación de Dios y a su servicio. Ella llevó el cielo en su corazón.

María Santísima es la espiga santa que nos dio a Jesucristo, pan de vida eterna, bajado del cielo, viático que nos sostiene a lo largo de nuestra peregrinación hacia la casa definitiva del Padre.

Parroquia El Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Virgen María

Al final de su vida, la Virgen María fue conducida por el Señor a la gloria celestial, para tenerla con Él, por toda la eternidad.

San Pedro Canisio afirmó que la solemnidad de la asunción de María, que celebramos en la Iglesia peregrina de la tierra, el quince de agosto, es una fiesta continua para los habitantes del cielo.

Texto: Tiberio López F. / Ilustración: Parroquia El Espíritu Santo


Visita nuestras redes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s