María fue llevada a la casa de Dios Padre

La inmaculada, purísima y perfecta siempre Virgen santa María, madre de Dios, cooperó, de manera excelente, en la obra de la redención de Cristo. Ella misma es el fruto admirable de la obra redentora de su divino Hijo.

Parroquia El Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Virgen María

Al término de su vida terrena, la Virgen María, la criatura de la perfecta cantidad, la santísima, fue subida por Dios Padre al esplendor de su presencia inefable, a la luz de la vida, paz y felicidad de su Esposo, el Espíritu Santo, y a la compañía amorosa de su Hijo Jesucristo.

La fiesta litúrgica de la asunción de la Virgen María al cielo, en cuerpo y alma, la celebran las iglesias orientales desde el siglo VI, y en la Iglesia católica a partir del siglo VII.

Texto: Tiberio López F. / Ilustración: Parroquia El Espíritu Santo


Visita nuestras redes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s