29 de julio: Santa Marta

Santa Marta,
Amiga de Jesús.

Vivía en Betania, una aldea que está cerca de Jerusalén.

Allí descasaba Jesús, cuando se acercaba a la ciudad santa. Una vez, Marta, al ser la mayor, el ama de casa se afanaba para que todo lo que necesitase el Maestro estuviese a punto, para que no le faltase nada. Mientras tanto, María se quedaba sentada a los pies de Jesús oyéndole y haciendo preguntas. A Marta también le hubiese gustado hacer lo mismo, pero no podía. Por eso le dijo a Jesús: “Señor, dile a mi hermana que me ayude”. La respuesta de Jesús fue muy clara: “Marta, te preocupas por muchas cosas. Sólo una es necesaria. María ha sabido elegir lo mejor. Y esto nadie podrá quitárselo”.

Parroquia Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Santo del Día, Santoral Diario

La prueba más grande de lo buen amigo que era Jesús de los tres hermanos estuvo en la resurrección de Lázaro. Estando lejos de Betania, Jesús recibió un aviso de que su amigo Lázaro estaba muy enfermo. Pareció que no le daba mucha importancia porque no se dio prisa en ir a Betania, de tal manera que, cuando llegó, Lázaro había muerto.
Marta salió el encuentro de Jesús, triste y llorosa, y allí mismo proclamo su fe en Jesús: “Cuanto pidas al Padre te lo concederá. Tu hermano resucitará”, le dijo Jesús. También llego María junto al Señor, y fueron hasta el sepulcro. Allí las lágrimas de Jesús hicieron ver a todos que Jesús quería mucho a Lázaro.

El grito de Jesús ante la tumba de su amigo, “¡Lázaro, sal fuera!”, logró que Lázaro saliera de su tumba y pudiera abrazar nuevamente a sus hermanas. El milagro de la resurrección de Lázaro hizo que los judíos buscaran con interés a Jesús para condenarlo a muerte; por eso el Señor tenía que andar con mucho cuidado.

La gran amistad de Jesús con Marta, María y Lázaro nos enseña que Jesús era un hombre muy bueno con un corazón muy humano, que sabía valorar la amistad. “El que tiene un amigo tiene un tesoro”, dice un refrán. Pero siempre que ese amigo sea bueno. Tu mejor amigo es… ¡Jesús! ¿Verdad?

Texto: Miguel Ángel Requena, O.P / Ilustración: Museo El Prado


info@espiritusantogt.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s