María Santísima, la perfecta creyente.

La fe es un don de Dios. El objetivo de la fe es el misterio insondable de Dios. Él es el inefable. Él es la verdad absoluta. Lo que él afirma tiene el apoyo de su santidad infinita. Esto es lo que por fe entendió la Virgen María, no sólo para creer en Dios, sino para creerle a Él y para aceptar su voluntad sin reparos.

Parroquia El Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Virgen María

La fe cristiana consiste en ser capaz de soportar las dudas, permaneciendo seguros de las verdades reveladas por Dios, porque él es la sabiduría y bondad absolutas. Sólo con el auxilio de Dios podemos superar las dudas de la fe.

Imitemos a la Virgen María, la primera creyente y la siempre fiel a Dios. “Bienaventurada tú, María Santísima, que creíste lo que se te dijo de parte de Dios” (Lc 1, 45)

Texto: Tiberio López F. / Ilustración: Parroquia El Espíritu Santo


Visita nuestras redes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s