La Virgen del silencio y la alegría.

El mundo actual es un escenario de ruido y confusión. Quienes se dejan absorber por él, padecen funestas consecuencias: desequilibrio mental y emocional, angustia y muerte.

En el silencio de la oración en que dialogamos con Dios escuchamos el mensaje del Señor que hemos de aprovechar como gracia de salvación.

Parroquia El Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Virgen María

María Santísima, silenciosa y alegre, no hacía ruidosa ostentación de su situación privilegiada por ser la madre de Jesucristo, sino que con piadosa modestia participó en la obra redentora, con humildad, cumpliendo sus deberes hogareños, en la normalidad de la vida ordinaria.

La Virgen María, que en la vida terrena fue una mujer sencilla, ahora está glorificada junto a Dios, porque Él miró la pequeñez de su esclava, con divina complacencia y la exaltó a la gloria celestial.

Texto: Tiberio López F. / Ilustración: Parroquia El Espíritu Santo


Visita nuestras redes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s