Lo que opina Domingo de las groserías.

Parroquia El Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Santo Domingo Savio, Domingo SavioCada mañana, muchos jóvenes tomaban sus libros bajo el brazo e iban a clase a la ciudad. Don Bosco no tenía todavía las clases en su casa. Pasando un día con sus compañeros por la calle Barbarroja, Domingo oye a un cartero despotricar como un demonio. A la tercera grosería, él no puede más y se adelanta hacia el hombre. Sonriendo, le pregunta: <<Perdone, ¿me podría indicar el Oratorio de Don Bosco? >>.

Ante esta figura sonriente, el gran diablo interrumpe su letanía y responde:

– No, no sé muchacho. Lo lamento.

– Entonces, ¿podría hacerme otro favor?

– Con mucho gusto, ¿qué quieres?

– Haría algo muy bueno si cuando está en cólera, no dice esas villanas expresiones.

El buen hombre quedó todo desconcertado, después refunfuñó:

– Tienes razón, es en verdad una mala costumbre.

Texto: Parroquia El Espíritu Santo
Ilustración: Parroquia El Espíritu Santo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s