María Santísima, atenta a la voz de Jesucristo.

Muchos de los que siguen a Jesucristo, lo hacen por interés de beneficiarse de sus milagros. La Virgen María lo siguió en procura del alimento espiritual que permanece hasta la vida eterna. Ella sabía que el espíritu es el que da vida, y reconocía que “las palabras de su Hijo Jesucristo son espíritu y vida” (Jn 6, 63), y por lo mismo las meditaba con amor en su corazón, y las hacía vida en las conductas corrientes de cada día.

Parroquia El Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Virgen María

María Santísima es la Virgen del Evangelio que se interesó en la Palabra de Dios con diligente piedad, y aceptó la voluntad divina, libremente y con generosidad.

María Santísima es la criatura viviente que siguió a Cristo con decisión. De ella aprendemos a decir “sí” a las exigencias de Cristo en el Evangelio para transparentar en nuestras conductas el santo proceder de Jesucristo, como lo hizo la Virgen María.

Texto: Tiberio López F. / Ilustración: Parroquia El Espíritu Santo


Visita nuestras redes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s