06 de julio: Santa María Goretti

Santa María Goretti,
Niña Virgen y Martir.

La canonización de Santa María Goretti, el 24 de junio de 1950, llamo poderosamente la atención de todos los cristianos del mundo porque consideraron una heroicidad inmensa el haberse resistido hasta la muerte: antes morir que pecar. Y eso que tenía solamente 12 años.

Había nacido en Corinaldo (Italia) el 16 de octubre de 1890. Fue bautizada el mismo día de su nacimiento y recibió la confirmación a los seis años.

Parroquia Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Santo del Día, Santoral Diario

El padre tenía que buscar el lugar más adecuado donde sacar dinero suficiente para su familia. Por eso llegaron a Ferrieri di Conca. En ese lugar murió el padre al poco tiempo. Entonces María se propuso ayudar a su madre en todo lo que pudiera. Cuidaba de sus hermanitos, limpiaba la casa, salía a vender al mercado los pocos productos de su huerto, llevaba la comida a los trabajadores del campo de su madre.

La madre veía siempre con satisfacción la bondad que derrochaba en su casa su hija María. Y ella seguía, como hizo desde que la niña era pequeñita, inculcándole todos los grandes valores de las costumbres cristianas.

María se preparó todo lo bien que pudo para recibir la Primera Comunión, que fue el 29 de mayo de 1902. Recibió al Señor con gran fervor y le hizo a Jesús promesas de ser siempre buena. Ofreció aquella Misa por el alma de su padre, a quien no olvidaba.

La madre recibió en la casa a Alejandro Serenelli y a su hijo que tenía 18 años. Trabajaban en unión con la madre llevando adelante la finca familiar. Los Serenelli se aprovechaban y abusaban a veces de la bondad de la madre, que no se atrevía a expulsarlos de la casa.

Un día el joven Serenelli le indicó a María que podrían hacer juntos un acto malo sin que lo viesen sus padres. María se negó en redondo y le dijo que eso era pecado y que no lo haría nunca. No se conformó con la contestación Alejandro y un día en que estaban solos en casa, porque los padres estaban en el campo, volvió a pedírselo a la chica y volvió a oír otra vez lo mismo. Era pecado y no se debe ofender a Dios. Entonces Alejandro la agarró y le rasgó el vestido, María procuraba taparse y huir de él, pero la agarró y con un punzón le atravesó el vientre y siguió clavándoselo hasta que María, envuelta en sangre, cayó al suelo. Era el 5 de julio de 1902. Había preferido morir antes que pecar. El día de su canonización había dos testigos excepcionales: su madre y su asesino, convertido en fraile capuchino.

Texto: Miguel Ángel Requena, O.P / Ilustración: Museo El Prado


info@espiritusantogt.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: