La Virgen María vio la gloria de Dios.

El Señor Jesús dijo: “Abrahán se alegró de ver mi día” (Jn 8, 56)

El Evangelio fue visto por los patriarcas y profetas del Antiguo Testamento con los ojos de la fe.

Parroquia El Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Virgen María

La bienaventurada Virgen María, al aceptar ser la madre de Dios, creyó la Palabra de Dios; por fe vio la gloria del Señor; y perseveró creyendo en Jesucristo, Palabra eterna del Padre, aunque no comprendiera algunas de las cosas y actitudes de su Hijo divino; de tal modo que a ella puede aplicarse el elogio y bendición de Jesús: “Bienaventurados los que, sin ver, creyeron”.

María Santísima proclamó el Evangelio, con su silencio de creyente, en la aceptación del plan divino de la salvación, que la integraba a él íntimamente.

Texto: Tiberio López F. / Ilustración: Parroquia El Espíritu Santo


Visita nuestras redes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s