01 de julio: Santa Ester

Parroquia  El Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Santo del Día, Santo DiarioSanta Ester,
Reina.

Estamos en el siglo V antes de Jesucristo. El pueblo judío está en el destierro. En Susa, la capital de verano del imperio persa está la corte del rey Asuero o Artajerjes I. como la reina no ha obedecido al rey, es expulsada de la corte y el rey busca nuevas esposas para su harén. Hay un judío rico, llamado Mardoqueo, que tiene una hija adoptiva, que es Ester, y la presenta al rey, sin decir que era judía.

A Asuero le gusta mucho Ester y la prefiere a todas sus mujeres: la hace reina. Mientras tanto, el rey ha hecho primer ministro del imperio de Amán, uno que tenía mucha envidia a Mardoqueo por los favores que recibía del rey. Así que un día le dijo Asuero al rey que los judíos no le obedecían y querían traicionarle. Y consiguió que Asuero firmase un decreto para aniquilarlos en todo el imperio en una fecha correcta.

Mardoqueo se enteró de esto y se lo hizo saber a la reina Ester para que hiciese algo para salvar a su pueblo.

Por su parte Mardoqueo se vistió de saco y se tiró ceniza por la cabeza en señal de penitencia, se puso a la puerta de palacio y empezó a gritar: << ¡el pueblo judío es inocente! >>. Amán preparaba una horca para él.

La reina se propuso ir a hablar con el rey, pero eso no se podía hacer sin ser llamado por él. Nadie podía acercarse a donde estuviese el rey bajo pena de muerte, a no ser que el rey lo señalase con su cetro. Así que Ester se vistió con su mejor traje de reina, se puso las joyas reales y, después de hacer una oración a Dios pidiéndole su ayuda, se dirigió ante el trono real. Sabía que se jugaba la vida, pero era preciso salvar a su pueblo.

Cuando los guardias ya iban a detenerla, el rey la señaló con su cetro y con eso la dejaron acercarse. Entonces Ester explicó al rey todo lo que se tramaba contra el pueblo judío. El rey se enfadó mucho al oírlo y llamó a Amán, le pidió explicaciones y le hizo anular el decreto de muerte contra los judíos, hizo a Mardoqueo primer ministro y mandó ahorcar a Amán, en la misma horca que Amán había preparado para Mardoqueo.

La valentía de Ester salvó a todo el pueblo judío de la muerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s