La genuina devoción a la Virgen María.

La auténtica devoción a la Virgen María consiste en asemejarnos a ella en santidad. Por esto hemos de cultivar la espiritualidad del seguimiento de Jesucristo y, como María, contemplar a Dios en su Palabra para vivir intensamente la fe cristiana, cimentarnos en la esperanza en el Señor y practicar la caridad, perseverando en la vida en gracia de Dios, alimentándola con la oración del corazón y con la digna y frecuente participación de los sacramentos de la reconciliación y de la sagrada eucaristía.

Parroquia El Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Virgen María

Si te interesas en tener una genuina devoción a la Virgen María imítala en su fiel consagración a Dios.

María Santísima fue el sagrario virginal de Jesucristo durante los nueve meses de su embarazo, en los que ella permaneció en la presencia adorable de Dios que la habitaba, por lo cual ella, la Virgen Inmaculada, refleja siempre la imagen adorada de Dios, hermosura increada y perfección suprema.

Texto: Tiberio López F. / Ilustración: Parroquia El Espíritu Santo


Visita nuestras redes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s