Dios, centro y objetivo de la Virgen María.

Dios es amor. Por amor Él nos creó. Por amor nos dio a Jesucristo como nuestro Salvador.

Por amor Jesús nos redimió del pecado, nos reconcilió con Dios Padre, nos envió al Espíritu Santo para que nos guíe a la verdad completa y nos santifique de continuo en la Iglesia mediante los santos sacramentos.

Por amor el Señor Jesús nos dio a su madre como nuestra amorosa madre espiritual.

Parroquia El Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Virgen María

Toda la alegría indecible de la Virgen María se origina en que ella está sumergida en el amor de Dios, puesto que él es el centro y objetivo de su vida. Y ella quiere que vivamos enamorados del amor absoluto de Dios.

Correspondamos al amor de Dios que nos dio a María Santísima como nuestra madre, amándola a ella e imitándola al amar, con hechos y de verdad, a nuestros semejantes, y al acercarlos al amor de Dios que es infinito e inefable.

Texto: Tiberio López F. / Ilustración: Parroquia El Espíritu Santo


Visita nuestras redes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s