El Concilio de Éfeso.

El 7 de junio del año 431 se inició el Concilio de Éfeso, cuyo objetivo era estudiar a la luz de la Palabra de Dios y de la fe cristiana, la maternidad divina de María, la Madre de Jesucristo.

Nestorio, obispo de Constantinopla, negaba la maternidad divina de María de Nazaret, pues según él, María era sólo madre de la naturaleza humana de Jesús.

Parroquia El Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Virgen María

El Concilio de Éfeso concluyó lo siguiente: En la persona divina de Jesucristo hay dos naturalezas: la naturaleza divina y la naturaleza humana, lo que quiere decir que la misma persona de Jesucristo es verdadero Dios y hombre; por tanto, la perfecta siempre Virgen santa María es verdadera madre de Jesucristo, Dios e Hijo de Dios Padre, porque Él tomó en María Santísima la naturaleza humana para redimirnos.

Texto: Tiberio López F. / Ilustración: Parroquia El Espíritu Santo


Visita nuestras redes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s