22 de mayo: Santa Rita de Casia

Parroquia El Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Santo del Día, SantoralSanta Rita de Casia,
Esposa y monja

Santa Rita es una de las antas más populares del mundo. Se le invoca en todas partes, para que interceda ante el Señor para atraer toda clase de favores. <<Abogada de imposibles>>, se le llama, porque atiende a todos por difíciles que sean los problemas.

Nació en Roccaporena, cerca de Casia (Italia), hacia el año 1381. En el bautismo le pusieron el nombre de Margarita, pero como familiarmente la llamaban Rita, se quedó con ese nombre para siempre.

Su familia era muy religiosa y el padre era una especie de juez de paz en el pueblo. Era el encargado de que los moradores de Roccaporena se llevaran bien y no tuvieran peleas ni rencillas entre ellos. Rita fue educada también en ese deseo de paz entre los hombres.

La niña muy pronto sintió la llamada del Señor para ser monja, pero cuando se lo comunicó a sus padres no le dieron el permiso, tenía que casarse con un joven rico. A ella no le gustaba aquel plan, pero como era muy buena hija, se sometió a la voluntad de sus padres. Así que se casó a los quince años con un joven de su edad. El matrimonio no fue muy feliz por el carácter de su esposo. Tenía muy mal genio, era amigo de las peleas y de los pleitos con todos y esta manera de ser también la exponía en su casa. Tuvieron dos hijos que se parecían a su padre por su mal genio.

A los 18 años de casados el marido fue asesinado en una lucha de las tantas que hizo. Los dos hijos con ganas de venganza emprendieron una investigación para lograr matar a los asesinos de su padre. En cuanto Rita se enteró pidió a Dios en sus oraciones que se los llevase con Él antes de que cometieran una atrocidad. Los dos murieron al año siguiente no se sabe por qué. Tal vez fue también en alguna pelea o por una enfermedad grave que caería sobre la comarca.

Rita se quedó viuda y sin hijos a los 30 años. Entonces pensó que podía cumplir su gran deseo desde niña: sería monja. Quiso entrar en el convento de Agustinas de Casia pero fue rechazada, quizá por ser viuda. La negativa no debió ser muy fuerte porque al insistir la santa ante la superiora pudo ser admitida.

La vida de monja de Santa Rita fue completamente llena del amor a Dios. El Señor le pidió su ayuda para soportar los dolores de su Pasión y ella inmediatamente le contestó que estaba dispuesta. Le apareció una espina en la frente que le producía grandes dolores y molestias, pero Rita lo soportaba sabiendo que era una partecita de la Pasión de Jesús. Llena de méritos murió en 1457, a los 76 años y 30 de monja.

Fue canonizada en 1900, por el Papa León XIII.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s