El terreno que Don Bosco no pudo comprar para la iglesia

Parroquia El Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, San Juan Bosco, Don BoscoTexto: Parroquia El Espíritu Santo
Ilustración: Parroquia El Espíritu Santo

Y se había corrido por el Oratorio la voz de que don Bosco estaba decidido a construir un nuevo templo, y, encontrándose cierto día entre sus muchachos, les había preguntado con qué título habría que invocar a la Virgen a quien sería dedicado. Uno respondió: <<A la Inmaculada Concepción>>. Otros dijeron: << ¡A la Virgen del Carmen! ¡A la del Rosario! >>.

Don Bosco les dejó hablar y, transcurrido un pequeño intervalo, manifestó la idea de invocarla con el título de Auxilium Christianorum. Y, por diversas frases que añadió, pudieron persuadirse los jóvenes de que él quería reavivar así en el pueblo cristiano la fe en el triunfo de la Iglesia, en medio de la lucha que sostenía en aquellos tiempos.

Otro día, cuenta el canónigo Anfossi, me encontré con él en la calle que corre junto a nuestra casa y le pregunté dónde construiría el templo de María Auxiliadora. Me señaló el sitio en un campo vecino, casi enfrente de nuestra iglesia de san Francisco de Sales y con un gesto me indicó amplias porciones de terreno. Adviértase que una calle separaba aquella área del Oratorio.

Y ¿por dónde pasaremos – le pregunté – para entrar en el Oratorio?

Esta calle en la que vivimos será suprimida y nosotros entraremos por la calle Cottolengo prolongada.

– Pero ¿será muy amplia la iglesia?

Sin duda, y aquí vendrán muchos a implorar el auxilio de la Virgen María.

Y como yo siguiera insistiendo para saber si ya poseía el dinero necesario, me respondió: <<Como es la Virgen quien quiere la iglesia, ya pensará Ella en pagar>>. Juan Villa le oyó repetir en medio de los muchachos: <<Yo no tengo dinero, pero estoy seguro de que María Santísima me ayudará a levantarla>>.

Don Bosco se mantenía firme ante la grandiosa idea de levantar un templo en Valdocco en honor de María Auxiliadora. Lo había visto en sueños diecisiete años antes. Pero el campo de los sueños ya no era de su propiedad desde hacía ocho años, por haberlo vendido a los Rosminianos el 10 de abril de 1854. Sobre este terreno, donde se había proyectado construir un edificio para imprenta, debía levantarse una casa para el Instituto de la Caridad; pero después de la muerte del abate Rosmini, sus religiosos habían abandonado el proyecto.

Don Bosco estaba decidido a volver a comprar aquel terreno; pero don Ángel Savio, ecónomo del Oratorio, de primera intención había pensado, y así lo había sugerido a otros, construir el sagrado edificio en un lugar más a la vista y más cómodo para la población; esto es, al fondo de la avenida de Valdocco, donde se alzaba una linda quinta de los señores Filippi con un amplio patio, contigua con la propiedad que estos mismo señores habían vendido a don Bosco. Efectivamente, aquí habría terminado una ancha calle que, partiendo del espacioso Rondó, denominado entonces de san Máximo, rodeado de altísimos y frondosos árboles, hubiera prestado una majestuosa entrada a la iglesia; por el contrario, para llegar al terreno de los Rosminianos no había entonces más que callejuelas o senderos, algunos de los cuales lo atravesaban; y alrededor acequias y zanjas.

A pesar de todo – nos dijo años después don Bosco – yo había visto que la iglesia debía levantarse en el preciso lugar del martirio de los santos Solutor, Adventor y Octavio; había contemplado también aquí todo el futuro Oratorio con la fachada en forma de herradura de caballo y la iglesia en medio. Pero no dije nada de esto a don Ángel Savio y le permití que fuese a hablar con los señores de Filippi.

Se iniciaron los trámites para la compra. El contrato ya estaba terminado verbalmente ante testigos, se había fijado el día para firmar la escritura, y ya se había avisado al notario; pero he aquí que a los propietarios se les ocurrió decir que no estaban conformes con las condiciones establecidas. Se rompieron por consiguiente los tratos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s