Los tres amores blancos de Don Bosco

Parroquia El Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Don Bosco, San Juan BoscoTexto: Padre Julio Navarro, SDB
Ilustración: Parroquia El Espíritu Santo

Hay una oración tradicional a San Juan Bosco… que en su parte central dice: <<ayúdanos a vencer las pasiones y respeto humano>> y luego afirma que: <<enséñanos a amar a Jesús Sacramentado, a María Santísima Auxiliadora y al Papa>>.

En el año 2015 celebramos el bicentenario del nacimiento de Don Bosco, y por ese motivo el Papa Francisco visitó Turín, el barrio de Valdocco, donde está la primera obra en la que inicio Don Bosco su misión; ahí está construida la Basílica de María Auxiliadora. Y el Papa precisamente refiriéndose a la frase de esta oración decía: <<Don Bosco siempre expresó y manifestó en la Iglesia y enseñó, no solamente a sus hijos e hijas los salesianos y salesianas, sino a todos los hombres y mujeres que siguen al Señor, esta centralidad, el amor a Jesús Eucaristía ,el amor a la Virgen María y el amor al Papa; es como la síntesis de su vida espiritual>>, y precisamente en esa síntesis de vida espiritual nosotros podemos ver los elementos fundamentales de la espiritualidad católica.

Y el Papa en su discurso animaba y decía: <<Don Bosco nunca sintió vergüenza de amar la Eucaristía; Don Bosco nunca sintió vergüenza de amar a la Virgen María; Don Bosco nunca sintió vergüenza, a pesar de las crisis y dificultades, de manifestar su amor al Papa>>.

¿Qué significa amar a Jesús Eucaristía, a María Auxiliadora y al Papa?

En primer lugar evidencia una conciencia de que el centro de nuestra vida es Jesucristo. Nosotros podríamos saber muchas cosas de la fe; nosotros podríamos practicar muchas cosas de la fe; podríamos saber muchas oraciones, podríamos aprendernos de memoria el catecismo, pero sabemos bien que el centro del acto de fe no es un ejercicio de conocimiento; no es un ejercicio espiritual; no son ni siquiera los mandamientos. El centro de la fe es una persona y esa persona es Jesús.

Si yo no he sido capaz como creyente de encontrarme personalmente con Jesucristo, no he sido capaz de llegar a lo más profundo del acto de fe, y precisamente nosotros sabemos que Jesús está presente de muchas maneras en nuestra vida. Está presente en su palabra; a través de los diversos sacramentos. En el amor que nosotros podemos dar a los demás, especialmente en el pequeño o en el que más necesita de la misericordia. Pero de entre todas las presencias, confesamos que la presencia más grande, la presencia real de Jesucristo en su cuerpo, sangre, alma y divinidad es el sacramento de la Eucaristía, aquí Él está presente de una manera única.

Entonces cuando San Juan Bosco practica y predica el amor a Jesús Eucaristía significa esa centralidad que cada uno de nosotros, como creyentes, debemos tener en Jesucristo. ¿Cómo demuestras que eres un verdadero cristiano, verdadero católico? Si realmente tienes este vínculo, esta relación personal con Jesús. Muchas veces nuestra fe se puede tornar solamente en un ejercicio espiritual o en una práctica piadosa, pero no va más allá porque no somos conscientes, quizá, cada vez más de que este vínculo es una persona, una persona que está viva y entonces dentro de esta fe en Jesús Eucaristía está el acto de fe en que Jesús ha muerto y ha resucitado; Jesús está vivo, Él es la fuerza que impulsa los corazones.

El segundo gran amor, que el Papa llama Los tres amores blancos, es la Santísima Virgen María. Sabemos que todo creyente reconoce a la madre de Jesús como madre suya; desde el momento en que Jesús en la Cruz dijo: <<he ahí a tu hijo; he ahí a tu madre>>, ciertamente Jesús nos invita a reconocer también en su Madre, no solamente un vínculo afectivo, sino un testimonio de fe. Por eso en el Evangelio, cuando Él pregunta: << ¿quién es mi madre y quienes mis hermanos? >>, él dice que es quien cumple la voluntad de Dios. Esto no era el detrimento de su Madre y su familia sino todo lo contrario, era un reconocimiento porque ciertamente María no solamente dio a luz al Salvador sino, en su corazón, ella hizo la voluntad de Dios. Por eso la última palabra que tenemos de la Santísima Virgen en el Evangelio es: <<hagan lo que Él les diga>>.

Y San Juan Bosco desde pequeño va descubriendo en su vida familiar, luego en su vida escolar, luego en el seminario y ya como joven sacerdote la experiencia de la Virgen María, primero con Nuestra Señora del Rosario, que era la patrona de la zona en donde él había vivido su infancia; luego a raíz de la proclamación del dogma de la Inmaculada Concepción, como la Inmaculada  y tiene gran influjo la advocación de Nuestra Señora de la Consolación, la Virgen de la Consolata, que es la patrona de la ciudad de Turín, donde él realiza su ministerio. Pero luego de este camino en un momento determinado San juan Bosco elige una opción con una advocación mariana muy clara y es María Auxiliadora, la Auxiliadora de los cristianos y del pueblo de Dios. Sabemos que Don Bosco tiene una gran confianza en María Auxiliadora al punto de decir: <<Confíen en Jesús Sacramentado y en María Auxiliadora, y verán lo que son los milagros>>.

Siempre que hay una obra salesiana está presente de una y otra manera María Auxiliadora; incluso nosotros en nuestra historia, como experiencia, hemos llegado a lugares donde nunca habían llegado los salesianos, pero ya la gente tenía la devoción a María Auxiliadora, a lo que decimos nosotros: <<Madre te nos has adelantado>>, pero así es María, que siempre va adelante; igual en el primer milagro, primero estaba María ahí diciéndole a Jesús: <<convierte el agua en vino>>. Así es María, como toda madre, que desea que su hijo haga el bien; que desea que ustedes y yo hagamos el bien también.

Y finalmente el tercer amor blanco de San Juan Bosco es al Papa. Cuando Don Bosco hablaba del amor al Papa, no hablaba de un Papa determinado en su tiempo. El Papa que estuvo durante la vida de Don Bosco, y ha sido el papa que curiosamente ha estado más tiempo al frente de la Iglesia católica fue Pío Non; fue Papa 41 años incluso más que San Pedro y San Juan Pablo II. Pero cuando Don Bosco decía amemos al Papa, insisto, no hablaba de Pío Nono o de León XIII que vino después. Don Bosco se refería a lo que el Papa representa, y el Papa representa de una u otra manera esa sucesión de los Apóstoles en la Iglesia. El Papa representa la unidad de la Iglesia en la caridad y la fe; el amor al Papa, al fin y al cabo, representa el amor a la Iglesia. Si nosotros hemos recibido el don de la fe no ha sido solamente por un regalo y gracia de Dios, sino ha sido porque la Iglesia, como Madre, nos ha engendrado la fe. A través de la transmisión de la fe se convierte, de cierta manera, en aquel lugar donde recibimos, donde vivimos, donde compartimos la fe. La Iglesia no solamente es una estructura o institución humana, que ciertamente lo es con todos sus defectos, es más que eso. Nosotros cuando decimos creo en la Iglesia católica, es que creemos firmemente que Jesús se hace presente aquí; Él lo ha dicho: <<donde dos o tres se reúnen en mi nombre, yo estoy en medio de ellos y yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundo>> y por eso San Juan Bosco siempre vivió, cultivó y nos invita a tener un amor a la Iglesia.

También en los tiempos de Don Bosco, como ahora, mucha gente trataba de atacar a la Iglesia; trataba de mostrar su rostro más oscuro o incluso quería que muchos dejara la Iglesia católica, ¿y qué hizo Don Bosco? se mantuvo firme. ¿Qué hizo Don Bosco? Trato, incluso, a través de su palabra y de sus escritos, propagar la confianza y defender a la Iglesia Católica. Esto le valió rechazos, incluso de compañeros sacerdotes y hasta atentados a su vida, y sin embargo Don Bosco siguió adelante. Incluso sabemos que en algún momento determinado hubo ciertas relaciones tensas con algunos de los pastores de la Iglesia o con el arzobispo de Turín y sin embargo Don Bosco siempre se mantuvo fiel a la Iglesia, y se mantuvo fiel en ese sentido, a las enseñanzas del Papa que nos invitan a mantenernos fieles.

Homilía correspondiente a la misa del primer día del Triduo en honor a Don Bosco. Martes, 28 de enero de 2020.


Parroquia El Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano

Regresar

Parroquia El Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano

Ir a inicio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s