Juan y su amigo Bracco

Juan se había propuesto que en las horas de recreo y descanso no tomaría la siesta como la mayoría acostumbraban a hacer; al contrario, este tiempo lo usaba para correr, saltar y hacer todo tipo de diversión siempre y cuando no ofendiera al Señor.

Parroquia El Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, San Juan Bosco, Don Bosco

Pues bien, en la casa de José había un perro de caza, al que Juan puso por nombre Bracco. Cada vez que tenía algún momento libre, especialmente durante los recreos, el joven Bosco lo había adiestrado en varios juegos y saltos; le enseñó como levantar una pata, luego la otra.

Bracco había aprendido a tomar el pan de la mano de Juan con delicadeza; si el trozo era muy grande, Juan le decía: “¡Tragón!, ¿te lo comerás de un bocado?”, el perro entonces se quedaba indeciso, miraba a su amigo, y se limitaba a lamer el pan que tenía delante de él. Sólo cuando escuchaba que Juan le decía: “¡Come!”, se atrevía a engullirlo completo.

Uno de los juegos que tenían era que Juan animaba a Bracco a subir y bajar por una escalera de mano que se empleaba en el pajar; al inicio el perro se sentía extraño en aquel camino pero, poco a poco, se acostumbró. Otras veces, Juan lo llevaba o lanzaba a lo alto del pajar, quitaba la escalera y se alejaba llamándolo. Bracco ladraba, corría de un lado a otro buscando un sitio por el cual bajar; se alejaba del borde asustado por la altura pero, al final, se echaba abajo y con mil fiestas corría tras su amigo.

En los días de calor, Juan se quitaba la chaqueta y decía: “Bracco, lleva mi chaqueta” y el perro la tomaba. Cuando se tardaba en entregársela, se acercaba el perro, agarraba el faldón de la chaqueta, que aún no se había quitado Juan y tiraba de ella.

— ¡Pero Bracco, mira que me la romperás! Suelta, en seguida te la doy —, le indicaba Juan. El perro soltaba la chaqueta, acababa Juan de quitársela y se la ponía sobre los lomos, y el perro caminaba con precaución, mirando a uno y otro lado como si temiera se le cayese la ropa.

Texto: Parroquia El Espíritu Santo / Ilustración: Parroquia El Espíritu Santo


Visita nuestras redes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s