18 de enero: Santa Margarita de Hungría

Santa Margarita de Hungría,
Virgen.

Es esta santa una de aquellas personas que parece que tienen que ser santos desde su nacimiento. Y en Margarita, aún antes de nacer. Ahora verás por qué.

Parroquia El Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Santoral, Santo del Día

Sus padres eran los reyes de Hungría, Bela IV y María Láscaris, y su reino estaba a punto de ser invadido por los pueblos tártaros que venían desde las llanuras rusas destrozando todo lo que encontraban a su paso. Ante el temor de que Hungría fuera asolada, los reyes ofrecieron a Dios el hijo o la hija que esperaban para que atrajese sobre el reino la paz y la tranquilidad. Y así sucedió. Nació Margarita en 1242 y fue ofrecida al Señor tal como sus padres lo habían prometido.

Llevaron a Margarita hasta el monasterio de monjas dominicas de Veszprem siendo muy niña, a los tres años. Las monjas la cuidaron y educaron con todo cariño. El Rey quiso hacer más cosas por su hija y edificó un monasterio para las dominicas en una isla del río Danubio. Ahora esa isla se llama Isla Margarita, en honor a nuestra santa. En el nuevo monasterio, Margarita se entregó definitivamente a Dios haciendo los votos religiosos como una monja más.

Sus padres intentaron, más de una vez, que saliese del monasterio para que se casase con algún noble o algún hijo de reyes, como ella. Pero Margarita ya estaba completamente decidida a ser siempre de Dios. Y así lo fue.

Su vida en el monasterio fue la de una monja dominica contemplativa: orar en silencio, orar con toda la comunidad, retiro, lectura espiritual, trabajos domésticos, sólo dedicación a Dios. Margarita no se apartaba de loso trabajos más humildes, nunca tuvo como un privilegio el de ser princesa real, ella era una monja más.

Hasta el monasterio acudían las gentes de la ciudad vecina para pedir consejo a Margarita y ella, llena de la presencia de Dios, sabía dar la palabra adecuada para cada necesidad.

Murió muy joven, a los 28 años, y fue el símbolo viviente de la paz y concordia entre los pueblos. Cuando el Papa Pío XII la canonizó, resaltó de ella, el trabajo por la paz, la unidad de su patria y el fortalecimiento de la fe cristiana que Santa Margarita logró para su tierra.

Texto: Miguel Ángel Requena, O.P. / Ilustración: Parroquia El Espíritu Santo


info@espiritusantogt.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s