Un último adiós al Padre Antonio Gariglio, SDB

Ciudad de Guatemala, Guatemala
Viernes, 10 de enero de 2019

Texto por: Roberto Laniado

La mañana del jueves 09 de enero, la Comunidad Salesiana acompaña de todas aquellas persona que lo conocieron en persona o, a través de sus obras, dieron un último adiós a nuestro querido Padre Antonio.

A las 10:00 a.m. dio inicio la Eucaristía de cuerpo presente, presidida por el Padre Ángel Prado, SDB, Inspector de Centroamérica, acompañado de varios sacerdotes de la Congregación. Durante la homilía, el Padre Ángel hizo un bonito homenaje en honor al Padre Antonio, como una muestra de agradecimiento por todo su trabajo realizado en nuestro país, especialmente por la niñez más necesitada.

<<Estamos acá para celebrar una fiesta, – dijo el Padre Ángel durante la homilía -, una fiesta que nos regala el Señor, que a partir de su resurrección de los muertos le da sentido a nuestra muerte.

El Padre Antonio Gariglio ha sido convocado a participar de la gloria eterna de los justos en presencia del Señor.

Hoy, en nombre de la comunidad Salesiana en Centroamérica, queremos brindar un homenaje al Padre Gariglio, quien se entregó de manera admirable a la misión. Agradezco a Dios por la persona del padre Antonio. Nace en Turín, cuna de nuestro Padre Don Bosco. A los 11 años llega a una casa salesiana y se deja cautivar por el santo de los jóvenes.

Realiza su primera profesión el 16 de agosto de 1945. En 1949, llega a Centroamérica como misionero, a la hermana república del Salvador. 15 de noviembre de 1953 es ordenado Sacerdote y comienza así su vida ministerial en el Colegio Técnico Don Bosco de San José, Costa Rica. Y así a otras casas de la Inspectoría. En 1996 llega a la parroquia El Espíritu Santo, como pastor de su pueblo.

Fue un gran catequista, es decir animador de la Pastoral Salesiana. En todo momento se mostraba como un confesor disponible y cercano a todos. Un verdadero pastor, cercano y solidario con su pueblo. En todo momento pendiente a las necesidades de su pueblo. Además, fue un hombre alegre y humorístico, optimista. Siempre tenía una palabra oportuna para responder a cualquier cosa que se decía con humor. En su enfermedad sabía distinguir entre el dolor y la alegría, y en todo momento propicio aportó la alegría. En esta fotografía que se expone, demuestra quién fue el Padre Gariglio durante su vida.

En todo momento sembraba el amor, la sencillez, la humildad y la alegría. El legado que vivirá para siempre en nosotros del Padre Gariglio será la atención a los niños en la educación, naciendo así la escuelita del Padre Antonio, hoy conocido como el Centro Escolar Miguel Magone.

Los que estamos reunidos el día de hoy, estamos agradeciendo a Dios todo el bien que el Padre Antonio ha realizado durante su vida.

El vivir del Padre Antonio fue en todo momento un vivir para el Señor. Y ahora, estamos seguros, que su morir también ha sido para el Señor. En todo momento, en vida y en muerte, el Padre Antonio es del Señor. Al contemplar a este hermano nuestro, que ha vivido de una manera sencilla y con humildad, nos invita a vivir nuestra propia vida como un entregarnos a Dios y al prójimo. Aprender que entregar la propia vida es ganarla. Todos estamos invitados a recibir el testimonio del Padre Antonio lo pingamos en práctica. Este es el mejor homenaje que podemos dar al Padre Antonio. En palabras de Don Bosco, cuando un salesiano muere en la brecha del trabajo ha logrado un gran triunfo. Hoy tenemos otro intercesor en el cielo que vela por nuestra intenciones, por la Inspectoría. Hoy podemos decir, con pleno orgullo, que nos alegramos de la Pascua de nuestro hermano, porque en el cielo tenemos un santo más y en la tierra un intercesor para todos. Pido al Padre Antonio que, desde el cielo, nos envíe más vocaciones para la vida salesiana. A nosotros, salesianos, nos ayude a seguir viviendo con fidelidad>>.

Finalizada la Eucaristía, el cuerpo fue trasladado hacia el cementerio en donde con cantos, entre ellos el Himno Salesiano, los presentes vieron como el Padre Antonio fue colocado en su última morada en donde aguardará hasta el día de la resurrección.

Mira aquí la Santa Misa:

Aquí puedes ver el entierro de nuestro querido Padre Antonio:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s