Ejercicio del 24 de cada mes: Noviembre – La Auxiliadora, una madre siempre presente

Parroquia El Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, María Auxiliadora, Virgen AuxiliadoraMeditación.

Hay cosas que son imprescindibles para vivir, que están permanentemente presentes, y que valoramos sólo cuando nos faltan. El aire que respiramos es tan necesario para vivir, está en nuestro ambiente, aunque no lo vemos ni nos preocupamos de él. Sólo cuando se nos enrarece por el smog, o nos llega a faltar sentimos angustia, ahogo y desesperación. Sin él no se puede vivir.

Para un ser que nace y debe desarrollarse es clave e imprescindible la presencia de una madre. Perderla, no apreciarla ni valorarla es, sin duda, peor que unos pulmones sin aire que respirar. No siempre su presencia es destacada suficientemente. Su figura muchas veces discreta y hasta oculta detrás de tantos detalles de su amor maternal, no es suficientemente destacada por sus hijos.

Don Bosco si la destacaba. Repetía después de algunas gracias de la Auxiliadora: <<Verdaderamente se ve que la Virgen es siempre nuestra buena madre. Son cosas que vemos con nuestros propios ojos, cosas de todos los días y de varias veces al día>>.

La de la Virgen era y es una presencia maternal permanente.

Lectura Salesiana.

Don Bosco, ya anciano, en una visita a una de las casas de las hijas de María Auxiliadora, les dijo: << ¿Así que deseáis que os diga algo? Si pudiera hablar, cuántas cosas os diría. Pero soy viejo, viejo decrépito como veis; incluso con dificultad para hablar. Sólo quiero deciros que la Virgen os quiere mucho, muchísimo. Y, ¿no lo sabéis? ¡Ella en persona se encuentra aquí en medio de vosotras! >>.

Entonces Don Juan Bonetti, al verle conmovido, lo interrumpió y empezó a decir sólo para distraerlo: << ¡Sí, así… así! Don Bosco quiere decir que la Virgen es vuestra Madre y que os mira y os protege>>.

<< ¡No, no! >> afirmó el Santo, reanudando sus palabras: <<quiero decir que la Virgen está realmente aquí, en esta casa; que está contenta de vosotras y que, si perseveráis con el espíritu de ahora, que es el que desea la Virgen… >> El buen padre se estremecía más que antes, y Don Juan Bonetti volvió a tomar la palabra: <<Sí, Don Bosco quiere deciros que, si sois siempre buenas, la Virgen estará contenta de vosotras>>. <<Que no, que no>>, se esforzaba Don Bosco por explicar, intentando dominar su propia emoción, << ¡Quiero decir que la Virgen está realmente aquí, aquí mismo en medio de vosotras! La Virgen se pasea por esta casa y la cubre con su manto>>.

Al decir esto extendía los brazos, levantaba los ojos envueltos en lágrimas a lo alto y parecía querer convencer a las Hermanas de que él veía a la Virgen ir de un lado para otro como en su casa y que toda la casa estaba bajo su protección. La escena merecía se reproducida, a fin de que, igual que quedó indeleblemente grabada en el ánimo de los presentes, se perpetuase en el futuro la actitud del Santo Fundador, cuando con tan solemne afirmación se despedía por última vez de sus hijas mayores. (Memorias Biográficas 18, 382)

Dios nos habla (Juan 2, 1.12)

El Evangelio de Lucas, al narrar el primer milagro de las bodas de Caná, dice: <<…y la madre de Jesús estaba allí>>. Y estaba de una manera muy particular: presente, atenta y servidora. No era una invitada sólo para celebrar y pasarlo bien. Su presencia permitió que no se interrumpiera aquella fiesta y que Jesús adelantara su hora. Importante y eficaz la presencia de María.

Tres días después se celebraron unas bodas en Caná de Galilea, y la madre de Jesús estaba allí. Después de esto, descendió a Cafarnaúm con su madre, sus hermanos y sus discípulos, y permanecieron allí unos pocos días.

Meditemos la Palabra.

El Evangelio nos presenta a María en los momentos que se necesitaba su presencia maternal:

  • En la Anunciación en Ella Dios entra en nuestra historia.
  • En la Visitación su presencia de madre llena de alegría y vida la casa de Isabel.
  • En Caná de Galilea logra que siga la fiesta y que se dé el “vamos” a la presencia evangelizadora de Jesús.
  • En la Cruz la Madre recibe, como testamento de su Hijo, la maternidad de todos los hombres, hermanos de Jesús.
  • En Pentecostés su presencia maternal le hace preceder al Pueblo de Dios, que comienza a caminar por el impulso del Espíritu, convirtiéndose María en modelo y signo de la Iglesia.

Para compartir.

Don Bosco sintió siempre la protección maternal de María. Estaba convencido, como hemos visto en la lectura anterior, que la Virgen, como Madre bondadosa, cuidaba sus ambientes educativos.

Solía repetir: <<Hasta ahora hemos caminado siempre sobre seguro; no podemos equivocarnos: es María quien nos guía>> (MB. 18, 382)

¿Estamos convencidos, como Don Bosco, que María está presente en nuestra vida, en nuestras obras y apostolados, y “ejerce” como Madre bondadosa y protectora?

¿En qué sentimos los efectos de su presencia maternal?

Invoquemos el Auxilio de María.

Auxiliadora y Madre, convencido de tu presencia maternal, Don Bosco caminaba siempre sobre seguro porque sentía que eras Ti quien lo guiaba.

Continúa presente entre nosotros como Madre, que das vida, la desarrollas y la cultivas. Tu presencia es tu mejor auxilio.

Ayúdanos a ser como Tú, Auxiliadora, capaces de animar y dar vida, de desarrollar a nuestro alrededor el bien y la bondad, a hacer brotar optimismo y alegría al sentirnos válidos dentro del proyecto del Señor.

Que nuestra presencia, como la tuya, sea positiva y constructiva para permitir, a quienes comparten la vida con nosotros, que puedan seguir disfrutando la fiesta de la vida, regalo, tarea y compromiso que Dios nos confía.

Te agradecemos tu presencia maternal por la ternura, seguridad y alegría que con ella de continuo Tú nos das. Amén.

María, Auxilio de los Cristianos, ruega por nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s