12 de noviembre: San Josafat

Parroquia El Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Santo del Día, SantoralSan Josafat,
obispo y mártir

Va a ser difícil explicarte bien cómo llegó a ser santo éste de hoy, pero voy a intentarlo para que lo conozcas, lo admires y lo quieras.

Nació en Polonia en un tiempo en que varias iglesias cristianas querían tener unas más miembros que las otras. Una era la Iglesia ortodoxa, obediente al patriarca de Moscú en Rusia, otra era la iglesia rutera que se había unido a la Iglesia Católica hacía muy pocos años, y la tercera era la nuestra, la católica, que obedecía al Papa de Roma.

Juan Kuncewicz, que así se llamaba el santo antes de ser sacerdote, nació en Vladimir (Polonia) en el año 1580, hijo de un matrimonio de religión cristiana ortodoxa. Siendo joven se dio cuenta de que la Iglesia que había fundado Jesús tenía que estar unida. Entonces, viendo que la Iglesia católica era la que tenía más personas y estaba más extendida por todo el mundo, se pasó a la Iglesia católica y se propuso que todos sus paisanos se hiciesen católicos como él.

Para lograr esto mejor se hizo monje de la Orden de San Basilio, en 1604, porque sabía él que los monjes pueden hacer mejor la misión de unidad que él quería hacer entre los suyos. Cuando se ordenó sacerdote se cambió el nombre por el de Josafat. Predicó mucho para lograr la unidad y escribió un libro en defensa de la unidad de la Iglesia.

Fue nombrado superior de su monasterio y, al poco tiempo, obispo ayudante del arzobispo de Polotsk (Polonia), de donde fue él el arzobispo en 1617. Seguía muy preocupado por la unidad de la Iglesia y trabajó mucho para lograrlo. Escribió libros, predicó mucho, hablaba a todos los que podía de la necesidad de estar todos los cristianos unidos.

Todo esto hizo que muchos se enfadaran con él, porque decían que había abandonado su religión. Estaban tan enfadados que pensaron matarlo para que no pudiese hablar más de la unidad. Y así lo hicieron. El día 12 de noviembre de 1623, cuando iba él solo desde la catedral a su casa lo hirieron de muerte. Él perdonó a sus verdugos.

Su cuerpo descansa en la basílica de San Pedro del Vaticano debajo del altar de San Basilio. Fue proclamado santo por el Papa Beato Pío IX en 1867. Es el apóstol y mártir de la unidad de los cristianos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s