05 de noviembre: Santos Zacarías e Isabel

Parroquia El Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Santo del Día, SantoralSantos Zacarías e Isabel,
esposos

Fueron nada menos que los padres de San Juan Bautista, el que fue por delante de Jesús anunciando que había llegado el Salvador de los hombres, el Esperado tantos años por el pueblo judío, Jesús, el Señor.

Zacarías e Isabel eran dos personas muy buenas que seguían la ley de Moisés y aceptaban siempre la voluntad de Dios. Zacarías era sacerdote e Isabel ama de casa, vivían en un pueblecito cercano a Jerusalén, pero los dos sentían una gran tristeza porque no tenían hijos. Se lo pedían a Dios todos los días.

Hasta que un día, estando Zacarías haciendo de sacerdote en el templo de Jerusalén, se le apareció un ángel que le dijo que iba tener un hijo. Zacarías no se lo creía y entonces el ángel le dijo que se quedaría mudo hasta el nacimiento del hijo, para que viese que lo que decía el Señor era verdad. Y, al instante, se quedó mudo, sólo se entendía escribiendo en una tablilla lo que quería decir.

Isabel, la madre, notó muy pronto que iba a tener un hijo y al cabo de seis meses recibió una visita que la alegró mucho. Vino a estar con ella una temporada su prima la Virgen María, desde Nazaret. Al verla, Isabel le dijo unas frases que han pasado al Avemaría que rezados todos: <<Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre>>. La Virgen le contestó con un poema precioso que también se reza en la Iglesia todos los días por las tardes. Se llama el Magníficat.

Cuando nació el niño esperado, su madre decía que tenía que llamarse Juan y la familia y los vecinos le decían que tendría que llamarse Zacarías como su padre. Entonces el preguntaron el nombre al padre y él tomó la tablilla y escribió: <<Juan es un nombre>>. Todos quedaron asombrados de la coincidencia. En ese momento a Zacarías el volvió el habla y se puso a alabar a Dios: <<Bendito sea el Señor, Dios de Israel>>. Y ya sabes que le pusieron de nombre Juan.

Ya no dice nada más el Evangelio sobre Zacarías e Isabel. Ahora ya se pone a contar cosas estupendas de Juan el Bautista, de lo bien que cumplió su misión, de su predicación y muerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s