El día siguiente al ingreso

Parroquia El Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, San Juan Bosco, Don BoscoTexto: Parroquia El Espíritu Santo
Fotos: Parroquia El Espíritu Santo

Al día siguiente comenzó un retiro de tres días y procuré hacerlo lo mejor posible. Hacia el final me presenté al profesor de filosofía, que era el teólogo Ternavasio de Bra, y le pedí alguna norma de vida para cumplir con mis deberes y ganarme la benevolencia de mis superiores. El digno sacerdote me respondió: <<Una cosa sola: el exacto cumplimiento del deber>>.

Tomé este consejo como base y me entregué con toda el alma a la observancia del reglamento del seminario. En cuanto a puntualidad no hacía diferencia ninguna tanto nos llamase la campana al estudio como a la iglesia, al recreo como al comedor, o al dormitorio. Esta exactitud me ganó el aprecio de los compañeros y de los superiores, de tal manera que los seis años de seminario constituyeron para mí un período muy feliz de mi vida. Tanto más que los estudios estaban muy atendidos.

A más de esto me hacía amable aquel lugar el nombre de don Cafasso. Aún permanecía en aquel sagrado recinto el perfume de sus virtudes: su caridad con los compañeros, su sumisión a los superiores, su paciencia para aguantar los defectos ajenos, su cautela para no molestar a ninguno, su amabilidad para condescender, aconsejar, favorecer a los compañeros, su indiferencia ante los manjares a la hora de comer, su resignación a los cambios de estaciones, su prontitud para enseñar catecismo a los muchachos, su compostura edificante en todos los lugares, su aplicación en el estudio y su diligencia en la piedad. Estas cualidades llevadas hasta el heroísmo hicieron que los compañeros y amigos de Cafasso se acostumbraran a decir entre ellos que el clérigo Cafasso había sido concebido sin mancha de pecado original.

Una vez estando en el seminario, el joven Bosco quiso tomar por modelo a don Cafasso por su virtud extraordinaria que consistió en practicar constantemente y con maravillosa fidelidad las virtudes ordinarias; este fue el mismo propósito que él tomo y que mantuvo durante todo el curso de su vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s