Novena en honor a Beata Encarnación Rosal: Día 07

Parroquia El Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Novena, OraciónSeñal de la Cruz.

Pensaba y decía Madre Encarnación.

La Santísima voluntad de Dios Nuestro Señor es lo único que deseo se cumpla”.

Introducción.

Narración del episodio Abejas y Golondrinas:

Fue entonces cuando en uno de los corredores del Beaterio un sencillo acontecimiento de la vida cotidiana en que después ella encontró un simbolismo estimulante. Sobre ella y la novicia que le acompañaba llegó a revolotear una avecilla diminuta, como una mariposa, de cuerpo café y cabecita negra. Las novicias alborotadas lograron cogerla a pañuelazos y al ponerse a examinarla encontraron que entre su plumaje había cinco abajas, se las quitaron y la encerraron en una jaula. Al día siguiente amaneció muerta. En su cuerpecito no tenía ninguna lastimadura. Era pequeñita y muy bonita. La madre, que era como niña sencilla para con su confesor, le narró el episodio casero, seguramente muy comentada en la comunidad. El no hizo aprecio. Cosa de quince días más tarde, mientras iba por el claustro acompañada de la hermana vicaria, llegó a las manos de la Madre una abeja. -Vea Madre, este animalito-, dice la madre Encarnación a su vicaria, -es abeja, de aquellas que tenía aquella avecita-; así que la reconocieron voló. En esta ocasión le contó el suceso a un sacerdote docto, que vio en ello algo peregrino y le dijo. -Esto no es natural-. En realidad, no era natural. Un sencillo acontecimiento del que es posible y lícito sacar alguna enseñanza. La Madre termina advirtiendo cautamente: no creí ni obré por esto. Pero se adelantó a vivir aquella lección de idealismo que ya en este siglo cristalizó el poeta y prosista don Ricardo León en un precioso sonetillo: “Procura, cuando caminas, coger la flor de las cosas, que es sabio arrancar las rosas, sin clavarse las espinas. De estas artes peregrinas son maestras primorosas; hormigas y mariposas, abejas y golondrinas.”

Oración para todos los días.

Padre nuestro, Señor del cielo y de la tierra, te bendecimos y te alabamos porque te dignaste revelar los profundos secretos de tu amor a tu hija Encarnación Rosal.

Concédenos., te rogamos, que imitando su encendido amor al Corazón Dolorido de Jesús dediquemos nuestras vidas, con valor y constancia, a amar y reparar a nuestro Redentor en los hermanos pobres y necesitados según las obras de misericordia.

Por intercesión de la Madre Encarnación te pedimos además nos concedas la gracia que ahora necesitamos… (se hace una petición personal). Así sea.

Rezar un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria.

Día 07: La Madre buscando la voluntad de Dios en lo cotidiano.

Padre amante de los hombres, tu hija María Encarnación Rosal alimentó su espiritualidad y la del Instituto Bethlemita en el fuego del Corazón de Cristo y convirtió su vida en perpetua oblación. Concédenos amar vivamente a Jesús y expresarlo en hacer del Evangelio el camino para llegar a tu corazón de Padre y al corazón de nuestros hermanos. Por nuestro Señor Jesucristo. Amén.

Petición de la Gracia.

Buscar y cumplir siempre la voluntad de Dios.

Señal de la Cruz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s