Unos escobazos y un nuevo amigo

Parroquia El Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, María Auxiliadora, Virgen AuxiliadoraUn joven que había entrado indebidamente a la sacristía de un templo fue descubierto por el sacristán quien, sin dudarlo, comienza a sacarlo a escobazos. El sacerdote llama la atención del sacristán y le pide que llame al muchacho, que necesita hablar con él; de mala gana, el sacristán hace lo indicado.

Al llegar, Don Bosco le pregunta si ha ayudado en Misa alguna vez, a lo que el joven responde que no; Don Bosco, con su particular carisma le dice que escuche la Misa y luego le platicará de algo.

Y así ocurrió. Al terminar la Misa, Don Bosco le pregunta a aquel joven si sabe leer, si conoce del catecismo, si vive con sus padres, a lo que él responde a todo que no pero que si le gustaría aprender a leer pero que, por ser más grande que los demás, todos se burlarían de él en la escuela. Sin dudarlo, Don Bosco le propone que él puede enseñarle a leer, el catecismo y, además, le puede dar un poco de comida cada domingo, siempre y cuando se comprometa a asistir cada semana. El niño acepta gustosamente.

Así que Don Bosco reza junto con su nuevo amigo un Ave María, y se encomienda a la Virgen María; este fue el inicio de su gran obra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s