Una oración de niño

Parroquia Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, OraciónSeñor, oí al sacerdote decir que amas a los niños. Te doy gracias por amarme.

Ahora sé que prefieres especialmente a aquellos que saben jugar. Te deben gustar los pequeños, porque son simples, directos, honetsos, inocentes y no tienen demasiadas preocupaciones. Debes tener un gran sentido del humor y un gusto muy grande por la capacidad de asombro, la imaginación y los sueños. ¿No es así?

Deseo “agradecerte por este día”, como solían decir las madres. Jugué mucho hoy. Perdí dos veces y gané en cinco oportunidades. No está mal. ¿No podrías ser siempre parte de nuestro equipo para que así no perdamos nunca?

Mis amigos me quieren y yo los quiero a ellos. Te doy gracias por darme los compañeros que tengo, y por ser tú el más amado entre todos ellos.

También te doy gracias por darme mis pies para poder caminar y correr hacia mi árbol preferido. Te doy gracias por darme las manos, pues puedo recoger las bellas violetas. Gracias por la nariz que me has dado, pues puedo percibir la agradable fragancia de las flores. Gracias por los ojos, pues puedo admirar la belleza de la naturaleza. Te doy gracias por darme los sentidos, el sentimiento, el pensamiento, el habla, la risa, la alegría y por poder ser feliz.

Te doy gracias por mi padre y mi madre, por mis hermanos y mis abuelos. Los amo a todos, incluso cuando mi hermano me hace alguna mala pasada.

Te doy gracias por ser mi mejor amigo, por el milagro del amor y por el milagro de cada nuevo día. Amén.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s