Los siete gozos de la Santísima Virgen María

Parroquia El Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, San Juan Bosco, Don BoscoCiudad de Guatemala, Guatemala
Texto: Jorge Bravo Sánchez / Parroquia El Espíritu Santo
Fotos: Parroquia El Espíritu Santo

En la noche de aquel lunes (2 de septiembre de 1867), cuarto día de la novena de la Natividad de María Santísima, contaba Don Bosco otro ejemplo:

Un jovencito se había acostumbrado desde niño; a rezar todos los días los siete gozos de la Virgen. Llegó a punto de muerte. A los presentes les parecía que había entrado en agonía. Cuando he aquí que, a poco volvió en sí, cesó un tanto el malestar y sonrió mirando a los que circundaban su lecho. Estos, estupefactos, le preguntaron qué significaba aquella sonrisa, a lo que él respondió: “¡Mirad!, hace un momento me parecía estar muerto o que mi alma se hallaba a punto de salir del cuerpo para presentarse ante el tribunal de Dios. Cuando de repente se me presentó una señora, vestida como una reina resplandeciente; me detuvo y me dijo: ‘¿Por qué estás tan preocupado?’. Y yo le respondí: ‘Temo el juicio de Dios; tengo miedo a condenarme’; ¿¿Y por qué?,- preguntó ella. Yo dije: ‘Porque si me condeno pierdo para siempre el paraíso y a mi Dios. ¡Tengo miedo del tremendo juicio de Dios!’

Y ella replicó: ‘No temas, mis devotos no se condenarán. Tú has rezado cada día durante muchos años mis siete gozos, y yo seré tu consuelo en la muerte y en el paraíso. No temas los juicios de Dios porque yo misma te acompañaré ante el juez eterno para defenderte. Ve a decir a todos los que puedas que quien sea mi devoto y recite mis siete gozos que disfruto en el paraíso ¡no se condenará! Yo le consolaré con mi presencia en la muerte, en el tribunal de mi divino Hijo, y en el paraíso para siempre’.

Mañana, pues, como flor recite cada uno los siete gozos de la Virgen. Los más fervorosos hagan por rezarlos durante toda la novena y también ¡durante toda la vida!

El que no quiere practicar esta devoción practique cualquiera otra. Así seréis consolados por la Virgen en la vida y en la muerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s