Madre, si tú quieres que haga esto por ti, me ayudarás

Parroquia Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, María Auxiliadora, Virgen Auxiliadora, Virgen de Don BoscoSiempre había deseado poder realizar un proyecto con el cual poner mi granito de arena en promover la devoción a María Auxiliadora y este año recibí una invitación para llevar a cabo dicho sueño.

Todo comenzó a platicarse en marzo; muy buenas ideas y nuestra planificación decía que nos quedaría tiempo de sobra. Hasta aquí todo iba muy bien, sin embargo, el tiempo siguió su paso y siempre, por alguna razón, el proyecto no avanzaba.

Pasaron semanas y ya entrando al mes de mayo, no habíamos logrado realizar casi nada de lo que teníamos planeado; todo parecía que no se iba a poder. Diez días antes de la fecha marcada, el 24 de mayo, día en que celebramos a la Auxiliadora, nuestro principal apoyo nos dice: “no he logrado coordinar nada, creo que habrá que buscar alguna alternativa o un segundo plan y este proyecto, talves el otro año”. He de decir que en aquel momento me sentí muy decepcionado; estaba tan ilusionado con trabajar para María Auxiliadora y, de repente, todo se vino abajo.

Recuerdo que era un martes en la noche, a tan sólo unos días de la fecha marcada cuando comencé a crear un nuevo proyecto, muy similar al original y me dispuse que al día siguiente debía comenzar a trabajar. Ese miércoles me levanté muy temprano y lo primero que hice fue ir al Santuario María Auxiliadora; ese sería el punto de partida para este nuevo proyecto pero, antes, entré al templo y delante de la imagen de la Virgen le dije: “Madre…si tú quieres que haga esto por ti, me vas a ayudar y si no lo quieres, pues nada se podrá hacer. Necesito que me ayudes porque yo solo no puedo”. Y salí.

Fue increíble como en ese mismo día, logré contactar con todas las personas necesarias e, incluso, hasta más idóneas para mi proyecto con sólo un par de llamadas; he de decir que ese miércoles y el jueves trabajé sin parar pero logré recabar toda la información que necesitaba y logré cumplir mi meta.

Debo decir sinceramente que fue María Auxiliadora la que lo hizo posible, no es la primera vez que me ayuda, porque en realidad lo mucho o poco que he logrado en mi vida, es porque Ella siempre me ha echado una mano, yo sólo no podría; y como un consejo les puedo decir que sigan las palabras que decía Don Bosco: “Repite muchas veces al día: ‘María, Auxiliadora de los Cristianos, ruega por nosotros’ y verás como viene en tu ayuda”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s