14 de agosto: San Maximiliano María Kolbe

San Maximiliano María Kolbe,
Sacerdote y mártir.

Raimundo Kolbe era hijo de una sencilla familia que vivía en Polonia. Nació el 8 de enero de 1894. Eran cinco hermanos, tres fueron franciscanos conventuales, dos murieron siendo niños. El padre se hizo hermano franciscano y la madre entró como monja feliciana en Cracovia, cuando su marido y sus hijos se hicieron franciscanos.

Parroquia Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Santo, Santo del Día, Santoral Diario

Raimundo era un niño vivo y despierto, muy obediente, aunque a veces sacaba su mal genio, pero siempre se arrepentía y pedía perdón. Le gustaba rezar a la virgen María y estudiar. Sacó unas notas muy buenas en todos los cursos.

Cuando conoció a los frailes franciscanos decidió, junto con su hermano Alfonso, ser sacerdote franciscano. Cuando se hizo fraile se cambió el nombre por el del Maximiliano María. Fue enviado a estudiar a Roma y allí fue ordenado sacerdote, el 28 de abril de 1918. Enseguida que pudo comenzó en Polonia su misión especial: dar a conocer a la Virgen y quererla. Y para que ese amor se haga realidad empieza por fundar una asociación que se llama la Milicia de la Inmaculada, después funda una revista: “El caballero de la Inmaculada”.

Pero todo esto se para cuándo contrae una grave enfermedad que lo tiene en reposo, en el hospital, varios meses. Cuando se cura un poco, porque curarse del todo ya no pudo ser nunca, vuelve al trabajo y ahora hace todos sus esfuerzos para crear la “Ciudad de la Inmaculada”, y lo consigue. En su Ciudad empieza a recibir a muchos jóvenes que quieren ser como él.

Lo llaman al Japón en 1930 para que haga allí lo mismo que ha hecho en Polonia, y va y lo hace. Dice de él su obispo: “O es un loco o un santo”.

Cuando vuelve a Polonia en 1939 se ha declarado la Segunda Guerra Mundial y su país es el primero en sufrir las consecuencias. Toda la Ciudad de la Inmaculada queda arrasada. El Padre Maximiliano lo ofrece todo a Dios, Él sabe lo que hace.

El 17 de febrero de 1941 es apresado por la Gestapo, la policía alemana, y llevado a un campo de concentración y exterminio. Poco después lo trasladan al de Auschwitz, que era más grande. En ese campo ocurrió el hecho más grande de la vida de Maximiliano. Se escapó un preso y tenían que morir, en su lugar, diez prisioneros. No le tocó al Padre Kolbe, pero se ofreció a morir en lugar de un buen hombre, padre de familia. Fue encerrado con los otros nueve en un casetón y allí los tuvieron hasta morir de hambre.

Fue canonizado por el Papa Juan Pablo II, el 10 de octubre de 1982.

Texto: Parroquia El Espíritu Santo / Ilustración: Parroquia El Espíritu Santo


Visita nuestras redes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s