10 de agosto: San Lorenzo

San Lorenzo,
Diácono y mártir.

Éste es otro de los santos más populares de la Iglesia. Se dice que hoy, en su honor, es el día más caluroso del año en el hemisferio norte, porque él murió asado en una parrilla. desde luego el día 10 de agosto hace calor, pero no precisamente por ser San Lorenzo.

Parroquia Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Santo, Santo del Día, Santoral Diario

Poco se sabe de su familia y niñez. Se habla de él como joven diácono romano que llegó a ser archidiácono, que viene a ser una especia de jefe de los siete diáconos que ayudaban al Papa San Sixto II. Lorenzo se dedicaba a repartir las limosnas que daban los cristianos entre los pobres de Roma.

Cuando, siguiendo la orden del emperador Valeriano, detuvieron al Papa I, Lorenzo se presentó ante los soldados y le dijo a Sixto II que quería ir con él a la cárcel, porque si siempre estaba junto a él en las celebraciones de la misa, tenía que acompañarlo ahora también. El Papa le contestó que él tenía que repartir los tesoros de la Iglesia, por eso no podía estar con él en la cárcel.

Un soldado oyó la conversación y pensó que los tesoros era algo muy importante y lo denunció. La noticia llegó hasta el emperador que decidió apresar a Lorenzo y que le trajese todos los tesoros de la Iglesia. Tenía tres días para reunirlo todo. Mientras tanto el Papa Sixto fue decapitado junto con cuatro de sus diáconos.

Lorenzo repartió todo el dinero que tenía guardado entre unos 1,500 pobres a los que atendía la Iglesia. Luego mandó que todos fuesen a un lugar, que quería verlos alguien muy importante.

Cuando se cumplieron los tres días, el emperador llegó al sitio donde estaban todos los pobres y Lorenzo dijo: “Aquí están los tesoros de la Iglesia”. Ante esta burla se enfadó mucho el emperador y mandó que mataran a Lorenzo, pero despacio para que sufriera más.

Montaron una hoguera y el mártir fue acostado encima de una parrilla, sobre las brasas. Se dice que él mismo, en medio de un dolor tremendo, dijo que podían darle la vuelta porque por abajo ya estaba bien asado. Murió con dolor, pero feliz, porque su alma se marchaba a gozar en el cielo. Era el 10 de agosto del año 258.

El rey de España, Felipe II, hizo construir en honor a San Lorenzo una de las grandes maravillas del mundo, el monasterio de El Escorial, para darle las gracias por su protección.

Texto: Parroquia El Espíritu Santo / Ilustración: Parroquia El Espíritu Santo


Visita nuestras redes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s