El hijo perdido

Parroquia Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, María Auxiliadora, Virgen Auxiliadora, Virgen de Don BoscoCuenta la familia Perez G.: El más inquieto de los hijos de nuestra familia había huido del hogar y por muchos meses no tuvimos la más pequeña noticia acerca de él. Teníamos miedo de que hubiera sido un secuestro y temíamos lo peor. Pero no era as´si. Llevado por su espíritu aventurero se había ido a trabajar a las petroleras del norte de Colombia en el Catatumbo. Y no tenía la más remota idea de volver pronto a su hogar ni de comunicarse con sus familiares.

Nosotros lo pusimos totalmente bajo la protección de María Auxiliadora porque Ella ha sido y ha de ser siemre la Reina de nuestro hogar. Y he aquí cómo narra él lo que le sucedió: hacia el 17 y 18 de mayo, empecé a sentir un deseo inmenso de volver a mi hogar. A ratos me decía que eran sentimentalismos infantiles, pero ese deseo creía y crecía de manera incontenible. El 22 de mayo me presenté al jefe de mi sección y le dije sin más: “Me permite ir a visitar a mi familia o me voy a volver loco. No sé qué hacer con ete deseo irrefrenable que siento de ver a mis familiares”. El jefe, me concedió el permiso y a la madrugada del 23 ya estaba viajando. Viajé todo aquel día 23 y toda la noche. El 24 de mayo, al atardecer, llegué a la puerta de mi casa en Duitama, Boyacá, pero allí no había nadie. ¿Qué habría pasado?

Al poco rato llegaron todos y les parecía soñar al verme. Entre abrazos y gritos de emoción me contaron cómo habían estado haciendo todos la novena a María Auxiliadora para que Ella me trajera otra vez al hogar y como aquel día era 24, fiesta de tan buena Madre Celestial, habían ido todos a comulgar y regresaban en ese momento de la solemnísima procesión de la Querida Auxiliadora. Al volver de la procesión, Ella les tenía en la puerta de su casa al hijo perdido”. Esta es la narración redactada por el propio joven que fue devuelto al hogar por la mano protectora de la Virgen y Don Bosco. La familia entera después de un año de haberlo recuperado, y al verlo ahora tan satisfecho entre los suyos, da gracias a Nuestra Señora y envía una limonsna para propagar su devoción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s