29 de junio: Santos Pedro y Pablo

Parroquia Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano. Santo del Día, SantoralSantos Pedro y Pablo,
Apóstoles

Pedro era un humilde pescador de Galilea, la fértil comarca de Palestina. Vivía feliz trabajando junto a su hermano Andrés, cuando pasó por allí Jesús, que lo llamó y le dijo que sería pescador de hombres. Le cambió el nomnbre por el de Pedro, que significa piedra, porque sobre esa piedra se iba a edificar la Iglesia de Jesús.

Siguió a Jesús a todas partes y fue elegido uno de los doce apóstoles. Qusio defender a Jesús con la espada en el Huerto de los Olivos cuando los soldados apresaban al Maestro. Negó tres veces a Jesús pero, después de la Resurrección, le cofesó tres veces que lo quería mucho y Jesús lo hizo Jefe de la Iglesia, primer Papa.

Llegó a Roma y allí se quedó como obispo de la comunidad cristiana. En la primera persecución, la del emperador Nerón, sufrió el martirio. Según una bella tradición, crucificado cabeza abajo, para no ser igual que Jesús tal como él mismo lo pidió.

Pablo nació en Tarso de Cilicia (hoy Turquía), en los primeros años de la era cristiana, pues tenía unos 36 años cuando fue testigo del apedreamiento de San Esteban. Pertenecía a la secta de los fariseos, los peores enemigos de Jesús, y se hizo perseguidor de todos los que creían en el Señor. Detenía a los cristianos, los metía a la cárcel, los juzgaba, quería matarlos a todos. Pero un día en que viajaba hacia Damasco (Siria) para apresar a los cristianos de allí, una gran luz lo derribó del caballo y oyó una voz que le dijo: “Saluo, Saulo, ¿por qué me persigues?”. Era Jesús quien le hablaba.

Desde entonces se convirtió en otra persona, estudió la doctrina de Jesús, se bautizó, habló con los apóstoles y se hizo él también apóstol. Con el nombre de Pablo, recorrió las tierras de los paganos, les habló a todos de la gracia que nos había traído Jesús con su muerte y resurrección. Fundó muchas comunidades cristianas en Asia y en Europa. Y para mantenerlas animadas les escribía unas cartas estupendas que ellos leían con devoción y que desde hace mucho tiempo forman parte de la Biblia. Según una tradición Pablo llegó hasta España.

Llegó a Roma y también, como San Pedro, sufrió el martirio en la primera persecución contra los cristianos. Murió decapitado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: