Ejercicio del 24 de cada mes: Mayo – Novena de María Auxiliadora.

Parroquia Espíritu Santo, Las Charcas, Salesianos, María Auxiliadora, Virgen Auxiliadora, Virgen de Don BoscoMotivación.

Cuando la Iglesia va a iniciar su andadura en la historia de la salvación, los apóstoles, por orden del Señor, que asciende al cielo, se concentran en el Cenáculo a la espera del Espíritu Santo, don del Padre y de Jesús. Durante nueve días, en la primera Novena de fervorosa oración de espera y acogida, estando presente María entre los Apóstoles, se realiza la maravillosa y sorprendente experiencia del “vamos” que da el Espíritu a la incipiente Iglesia para llevar a cabo la obra salvadora de Jesús en el mundo.

Nueve días de oración, nueve días de apertura y acogida a la acción de Dios. Eso es una Novena.

Lectura Salesiana.

Es de todos conocida la confianza ilimitada que Don Bosco tenía en la poderosa intercesión de la Virgen Auxiliadora ante el Señor. Esta confianza la infundía y transmitía a quienes acudían a él pidiendo consejo o su bendición.

Para llevar a cabo sus muchas iniciativas y obras en favor de los jóvenes debió afrontar dificultades de todo tipo. Uno de los medios que él consideró como de los más eficaces para llevar adelante su obra fue hacer él y sus jóvenes una Novena a María Auxiliadora, lo mismo que recomendaba a tantísimos que acudían a él pidiendo su bendición. Pero es muy interesante entender y aceptar el estilo de la Novena que él recomendaba. Era como una especie de síntesis de su espiritualidad. Para que la Novena fuera agradable al Señor y a la Virgen, y, por tanto, eficaz, exigía tres cosas:
– FE, través de la ORACIÓN.
– CAMBIO DE VIDA, con la ayuda de los SACRAMENTOS.
– COMPARTIR CON LOS HERMANOS MÁS NECESITADOS, a través de un donativo u obra buena.

Estos son los tres pasos o exigencias de la Novena que Don Bosco recomendaba:

1. FE
Rezar durante nueves días: Tres Padre Nuestro, tres Ave María y tres Gloria con la jaculatoria: “sea alabado en todo momento el Santísimo Sacramento”, añadiendo también: “María, Auxiliadora de los Cristianos, ruega por nosotros”.

2. CAMBIO DE VIDA
Recibir los Sacramentos de la Confesión y Eucaristía.

3. SOLIDARIDAD
Ofrecer un donativo para fomentar la Evangelización, compartir con un hermano necesitado o hacer una obra buena.

Don Bosco repetía: “Quien confía en la Virgen nunca quedará defraudado”. “Tened una gran confianza en Jesús Sacramentado y en María Auxiliadora y estad seguros de que la Virgen no dejará de conseguir lo que deseais, si es para gloria de Dios y para salvación eterna. De todos modos, concederá otra gracia igual o tal vez mayor”. “Extiendan la devoción a Jesús Sacramentado y a María Auxiliadora y verán lo que son los milagros”.

Dios nos habla (Hechos de los Apóstoles 1, 4-5; 1, 12-14; 2, 1-4)

Nos puede resultar aleccionador constatar cómo se hizo la primera Novena en la Iglesia y los resultados maravillosos y efectos transformadores de Pentecostés. También la Virgen hizo aquella Novena, experimentó sus dones y creó entre los Apóstoles el clima propicio para la acogida del Espíritu.

En una ocasión, mientras estaba comiendo con ellos, les recomendó que no se alejaran de Jerusalén y esperaran la promesa del Padre: «La promesa, les dijo, que yo les he anunciado. Porque Juan bautizó con agua, pero ustedes serán bautizados en el Espíritu Santo, dentro de pocos días».

Los Apóstoles regresaron entonces del monte de los Olivos a Jerusalén: la distancia entre ambos sitios es la que está permitida recorrer en día sábado. Cuando llegaron a la ciudad, subieron a la sala donde solían reunirse. Eran Pedro, Juan, Santiago, Andrés, Felipe y Tomás, Bartolomé, Mateo, Santiago, hijo de Alfeo, Simón el Zelote y Judas, hijo de Santiago. Todos ellos, íntimamente unidos, se dedicaban a la oración, en compañía de algunas mujeres, de María, la madre de Jesús, y de sus hermanos.

Al llegar el día de Pentecostés, estaban todos reunidos en el mismo lugar. De pronto, vino del cielo un ruido, semejante a una fuerte ráfaga de viento, que resonó en toda la casa donde se encontraban. Entonces vieron aparecer unas lenguas como de fuego, que descendieron por separado sobre cada uno de ellos. Todos quedaron llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en distintas lenguas, según el Espíritu les permitía expresarse.

Meditemos la Palabra.

Cuando hacemos la Novena a María Auxiliadora lo importante y fundamental, que debemos cuidar y asegurar, es la experiencia religiosa. Cuando la hacemos, el objetivo principal no es conseguir aquello que nos preocupa y necesitamos y que quizás nos lleva a hacer la Novena, sino lograr, de manos de María Auxiliadora, un mayor acercamiento al Señor y una gran apertura y docilidad a su Espíritu.

Para compartir.

Muchas veces nos movemos al hacer una Novena o un ejercicio piadoso por la intención de obtener una gracia especial del Señor por intercesión de María Auxiliadora, Siendo esto válido no debiera ser dicha motivación la única que nos mueva a hacer una novena, un triduo, un ejercicio piadoso. Lo puede ser también el agradecimiento, la alabanza, la profundización de nuestra relación con Dios, la admiración de la obra del Espíritu Santo en María y en nosotros.

¿Consideramos válido este ejercicio de la Novena de María Auxiliadora como lo consideraba y experimentaba Don Bosco?

¿La has practicado teniendo en cuenta los tres pasos o exigencias que Don Bosco señalaba?

Invoquemos el Auxilio de María.

Señor, Dios, amigo nuestro: andamos buscando la tierra prometida de la felicidad y la ilusión. Queremos trabajar como María, codo a codo entre los hombres, para liberarnos unos a otros de nuestros miedos y opresiones. Queremos trabajar como María, un hombre más entre los hombres, y compartir con todos las penas y los gozos, los dolores y alegrías.

Queremos trabajar como María, con la eficacia de la acción callada, porque no estamos dispuestos a que el mundo siga como está.

Queremos ser un pueblo en marcha que haga nuevas todas las cosas, hoy y siempre. Contamos con tu ayuda, Señor.

María Auxiliadora, ruega por nosotros. Amén.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: