30 de abril: San Pío V

Parroquia Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, Santo del Día, Santoral DiarioSan Pío V,
Papa

Se llamaba Antonio en honor al santo del día en que nació, el 17 de enero de 1504. Hijo de Pablo Ghislieri y Dominica Angeleri, humildes campesinos de Bosco Marengo (Italia). Muy pronto fue dedicado por sus padres a pastorear las pocas ovejas que tenían. Un día, cuando estaba en el campo, se cruzaron con él dos dominicos, entablaron conversación y los frailes quedaron admirados de la inteligencia y agudeza del joven pastor. Le invitaron a su convento y allí fue el quien se quedó admirado de la vida de los dominicos. Pidió su entrada en la Orden y a los quince años, por la profesión de los votos, era ya dominico, con el nombre de fray Miguel de Alejandría.

Comenzó sus estudios en Vigevano y los terminó en la Universidad de Bolonia. Empezó a dedicarse a la enseñanza, pero muy pronto fue elegido prior, primero de Vigevano y después en Alba. Comenzó a hacerse famoso por su claridad en la predicación y por su vida ejemplar. Fue nombrado Inquisidor, juez de aquellos que se dudaba o no que fuesen herejes. En este cargo procuró siempre administrar rectamente la justicia. Aunque tuvo que enfrentarse varias veces a algún obispo, el Papa Julio III lo nombró Comisario General del Santo Oficio. Era el hombre de más confianza del Papa.

En 1555 fue elgido Papa el cardenal Caraffa que era un gran amigo suyo y enseguida eligió al Padre Miguel para obispo de Sutri y Nepi. Y luego lo hizo cardenal. Muerto el Papa Pío IV, se reunieron los cardenales para la elección del nuevo Papa. Era muy difícil, se necesitaba un hombre santo e inteligente porque la Iglesia necesitaba una reforma intensa que había propuesto el Concilio de Trento y aún no se había puesto en marcha. Bajo los consejos de San Carlos de Borromeo fue elegido por todos los cardenales Fray Miguel de Alejandría Ghislieri, dominico. Tomó el nombre de Pío V.

Inmeditamente puso en marcha la reforma de la Iglesia: más simplicidad en las ceremonias papales, mejor formación para los sacerdotes con la fundación de seminarios, instrucción para el pueblo fiel por medio de un nuevo catecismo, reforma de las celebraciones para lo cual mandó editar el Misal, evangelización del Nuevo Mundo con el envío de misioneros.

También fue el gran defensor de la cristiandad. Las tropas turcas amenazaban a toda Europa y San Pío logró aunar las escuadras del Papa, de Venecia y España y, al mando de Don Juan de Austria, vencieron a los turcos en la batalla de Lepanto el 7 de octubre de 1571: es el día de la fiesta de la Virgen del Rosario, a la que el Papa atribuyó la victoria del ejército cristiano, mucho menos poderoso que el turco.

En sus últimos años soportó con admirable serenidad los sufrimientos que le producía una enfermedad, que le llevó a la muerte el 1 de mayo de 1572. Fue Papa de 1566 a 1572. Fue canonizado el 22 de mayo de 1712 por el Papa Clemente XI.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: